Blogia
Trapera

La sombra de la higuera

La sombra de la higuera (Por Zambraca)

Unas de las cosas que más recuerdo de mi padre fueron las reiteradas advertencias sobre lo malo que puede ser la sombra de una higuera si nos encontramos sudando, idea que he compartido con otras personas cercanas a su generación y que me confirman su malignidad para aquellas que se refugian en ella con sudores.

Yo siempre fui fiel a estos consejos y todavía los sigo pregonando como si fuesen ciertos, y concretamente un antiguo compañero de trabajo se tronchaba de la risa cuando le trasmitía esta advertencia que por tradición oral me he visto en la obligación de seguir.

Pero, ¿es cierta esta creencia de la higuera?

De la higuera se citan muchas frases que utilizamos para dar intensidad a nuestros comentarios sobre el estado en el observamos a otros, como: “te caíste de una higuera”, “bájate de la higuera” o “de higos a brevas”. También hay muchas historias, mitologías y creencias donde juegan un papel importante, se ha dicho que "fue el árbol de la sabiduría de cuya fruta comió Adán en el paraíso terrenal, y que bajo la higuera se ocultó el primer hombre, después de su caída, en la tradición judía es un símbolo de paz, prosperidad y seguridad colectiva, y por otro lado se dice que Judas se colgó de ella.

Al igual que la higuera hay plantas malditas como el nogal, cuyas sombras arrastran muy mala fama como se deduce de las expresiones "la sombra del nogal te hace mal" o "la sombra de la higuera hace mal a cualquiera", muchas personas que sí mantienen esta creencia creen que se debe a la humedad o frescor que son capaces de retener, o incluso escuché que se debe a que su savia es de leche.

Bueno, yo no me puedo decantar por una teoría u otra, o simplemente afirmar que se debe a la tradición cultural judeocristiana, por ello he podido extraer bien o mal lo siguiente:
Si tomamos como cierto la humedad y el frescor de las higueras tenemos que tener en cuenta que cuando sudamos estamos liberando calor de nuestro cuerpo y un cambio brusco de temperatura nos puede producir irritaciones, tos, escozor en la garganta y sensación de falta de aire, y pueden predisponer a las infecciones respiratorias y a las alergias.

El frescor de la higuera es posible gracias a un mecanismo que utiliza las plantas para reducir la temperatura de su entorno, y no es otro que la evaporación de esencias volátiles como medio de refrigeración. A esto hay que añadir que normalmente a medida que se envejece la madera se reduce su cantidad de líquidos, por ello las ramas y las hojas que suelen ser más jóvenes que su único tronco retienen más líquidos y esencias, dado que su copa termina de manera achatada y con forma de paraguas genera una buena cubierta para mantener la temperatura en su abrigo.

En fin no sé si con esto estoy justificando mi herencia en esta creencia, pero al final tras leer un poco seguiré con la tradición de mantener la advertencia a mi hijo"
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

6 comentarios

myriam -

siempre pense que eso del flechazo de la higuera era un mito hasta ayer que tuve una experiencia muy significatica, mi esposo estuvo al medio dia debajo de la higuera juntando higos y comiendolos, a las pocas horas tuvo un hormigueo en todo el cuerpo escozor, sarpullido, y le faltaba el aire, se edematizo todo,y se desmayo, como es cardiaco, vino la ambulancia y le dijeron que era una reaccion alergica, interrogandolo sobre si lo pico algun vicho o comio algo que le hizo mal, recordo lo de los higos de inmediato los paaramedicos le dijeron que era eso, el felchazo de la higuera, todos los organismos no responden igual, ya que mi hijo hizo lo mismo que el y no le ocurrio nada, sera que el es mas viejo?

hideyoshi -

me ha gustado mucho tu artículo zambraca, como casi todos los tuyos, pero siguiendo lo que dijo Elena...no dejes que la ciencia y mito tengan que ir separadas...pero tampoco que l primera racionalice la magia y el sabor dulce de las enseñanzas de la segunda. Un abrazo

Bethencourt -

Entrañable artículo este, coño. Perdón, pero no sé o no me sale otra manera de decirlo.
Gracias, Zambraca.

daniel -

Yo recuerdo que en el campo en tenerife alguien me comentó que ese dicho lo que trataba era de alejar a los niños de las higueras por bien de los higos, más que por la salud de los niños. Algo similar pasaba con aquello de que si te acercabas a un estanque y una rana te escupía a los ojos te dejaba ciego, era una manera a través del "mito", de alejar a los niños de zonas peligrosas.
No sé que tendrá de verdad...

prof. Ruano -

Muy enjundioso su artículo ¡qué caramba! Todo lo que procede de nuestros antepasados es interesante y, generalmente, encierra un alto contenido de verdad. Como soy de Letras no entro en la verdad científica, pero la experiencia me ha enseñado ser cierto lo que a veces ni los médicos se explican. Así que, aunque de acuerdo con Elena, no deje de transmitir a sus descendientes los conocimientos recibidos de sus ancestros. Un saludo.

Elena -

Muy tuyo si señor, si con ello consigues resultar para tu hijo y los demas, ser un "ser" parecido al excelente que fue tu padre: sigue contando lo de la higuera y lop que quieras pero, por favor, no le cierres las puertas a que contraste lass creencias con la ciencia. Un beso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres