Blogia
Trapera

HORMIGON SOBRE LOS SEBADALES

HORMIGON SOBRE LOS SEBADALES

Hay personas que pasan por nuestras vidas y nos influyen por su forma de ser, su cultura y su sello especial que les hace inconfundibles. Teo, es una de esas personas que uno agradece estar conociendo, tal vez lo mejor que me ha pasado en esa bendita Escuela de Arte, en la que tan buen año estoy pasando. A alguien se le puede conocer por su nombre, pero si no se le olvida es por sus obras....prestigioso articulista y artista, alguno lo recordará por ser el autor de la portada y los grabados de Psicología de hombre canario, ed Manuel Alemán. Esta espero que sea la primera de muchas colaboraciones. Un abrazo y gracias, Teo.

Teo Mesa

 

         Nuestro frágil territorio de las ocho ínsulas mayores, está orillado por el ‘Sonoro Atlántico’ que otrora poemara el modernista grancanario Tomás Morales. Contamos con 1.300 km. de costa, ocupando Canarias el 20% de la totalidad del litoral del Estado. Lo que de hecho es una tierra extremadamente delicada y vulnerable por todos los flancos de las ocho rocas emergentes del océano. Y este mar, estas costas, junto al sol, son ya lo único que nos queda por explotar como fuentes de riqueza de las islas, sin tener que mendigar a Europa o España por la supervivencia en el aislamiento de nuestras saladas aguas. 

         La memez e incompetencia de determinados políticos con responsabilidades de velar y trabajar por el futuro fue inexistente, siendo incapaces de dar de soluciones a los destinos venideros de este país, en todas las etapas políticas, han hecho que nuestros minifundios industriales como la agricultura y la pesca, que hasta los años setenta fueron las explotaciones en las islas, hayan pasado a la exégesis de los anales de la historia. Hoy solo podemos ofrecer in situ, que no exportar, sol y mar (con playa o sin ella). El sol, afortunadamente, es intocable de especulaciones; las vitales costas y su plena conservación son nuestro futuro a corto y largo plazo.

         Nuestras frágiles costas han sido hormigonadas hasta extremos rayanos  la paranoia, con el nulo respeto a una vida de calidad de los gentíos y de los ecosistemas marinos. Los magnates de la incultura del pelotazo han allanando todo terreno donde existan réditos en drásticos beneficios: la vida y su equilibrio con la naturaleza, es pecata minuta; los dineros su razón de ser. Playas artificiales; construcciones hasta cuasi los adentros marinos, despreciando las leyes de costas; la exacerbación de muelles deportivos, etc. Esta canallezca desprotección y celo por las distintas autoridades, con tanta acumulación de hormigón en los litorales hará que vayamos a la deriva y podríamos desaparecer como enclave natural de protección medioambiental y solo quedaríamos como estériles arrecifes de cemento.

         Ahora son los sebadales de la zona de Granadilla los que están en muy peligrosa desaparición, siendo uno de los más importantes del Archipiélago. Y con ello, todo este frágil ecosistema del que depende la existencia de tanta biodiversidad marina, desde larvas a peces adultos y la vida floral, se protegen y desarrollan su vida en los sebadales. Ahora, por la frenética tozudez de crear un puerto industrial comete el Gobierno de Canarias el mayor de los atropellos a la naturaleza viva, generadora de más vida y equilibrio natural. Los enredos y embustes de la Consejería de Medio Ambiente y de la Autoridad Portuaria, quienes actúan al dictado empresarial, con la falaz letanía de crear trabajo, defenestran una parte esencial de la vida marina. Sobre todo con peregrinos razonamientos, sin autoridad científica para verter tales exabruptos, como: “hormigonando el lugar no sufren los sebadales riesgo de desaparición”. De perogrullo.

         El empecinamiento por construir un desmesurado puerto industrial en esa zona tendrá además nefastas consecuencias por el fuerte embate de los alisios, por lo que el mismo tendrá que estar prácticamente paralizado bastantes días al año. Pero alegan: su construcción será para beneficio de todas las islas: “Es fomentar el desarrollo social y económico de las islas”. Por lo que se convertirá en el pertinaz y soñado monopolio para Tenerife y la dependencia de las restantes islas.

         Mientras, el puerto de Arinaga lo tienen encallado, con “viento en popa”, como reza el eslogan de Agüimes, desde su construcción. No estará operable hasta que funcione el de Granadilla y quieran los adláteres de ATI -CC: el que pretenden sea el gran puerto industrial para África y América, como se jactan los delirantes de ATI.

         Todo este trasunto, sospecho, no es otro que crear una infraestructura portuaria por donde canalizar las mercancías de las islas y continente, para anular, el gran bastión de la economía de Gran Canaria, y de las islas, que es el histórico y eficaz Puerto de La Luz y de Las Palmas, cercenando definitivamente la economía de Gran Canaria, empobreciéndola aún más, y ser subordinados absolutos de la isla picuda y de los intereses  de la oligarquía chicharrerista.

 

 

 

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Hideyoshi -

Totalmente de acuerdo, Teo. En un territorio limitado, pero rico, el medioambiente es uno de esos recursos que no podemos perder, pero la especulación del dinero fácil, el pan de hoy y mañana ya veremos, el seguirse empecinando en el modelo de turismo de masas,....nos llevan por caminos tenebrosos que pueden darnos aún más quebraderos de cabeza en el futuro. Un gran saludo y gracias
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres