Blogia
Trapera

MERCADERIAS

MERCADERIAS Por Hideyoshi.
         Como otro año llega el mes de marzo y vuelven las comuniones. Otra vez niños en edad de ser grumetes convertidos en almirantes. Niñas que parecen ya sacadas de pronovias más que de traje de primera comunión. Conversaciones como la que escuche hoy a una chiquilla que hacía la comunión junto con mi familia:”ya he reunido cien euros”. Todo se ha convertido en un acto más social que religioso, rodeado de una mercadotecnia bestial y en el que uno inevitablemente se siente llevado por el mercadeo.
         Lo primero que uno piensa cuando llega a la plaza de la iglesia de turno  para ir a una comunión es: ¡Esta empetao, ¿eh?!. Irremediablemente habremos llegado tarde…el aparcar esos días cuesta. Luego  uno va mirando las galas de la gente: desde el típico familiar encorbatao, al típico con las gafas de sol aunque esté nublado, las típicas adolescentes que se ponen sus tacones (antiguamente era por primera vez… hoy enseñarían a las madres) y con sus novios…¡Qué mono! Jejeje. Todo un desfile de personajes.
         Si uno lograra mirar dentro vería una colección de cámaras de fotos y videos que ni en expo electrónica.
         La sensación con la que uno se va de estos actos es la de una puesta en escena para un acto que con tanto fuego de artificio ha perdido el sentido que se plantea para los niños. ¡Una pena!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres