Blogia
Trapera

Las Armas como juego

Las Armas como juego (por Zambraca a 26 de octubre de 2004)

En el día de hoy el Ejército de Tierra ha montado todo un “circo” militar en la ciudad de Telde para exhibir su material bélico y logístico a toda la ciudadanía, con posibilidades de montarte en tanquetas de guerra, subirte a un cañón de artillería, conocer el funcionamiento de radares, etc. Un espectáculo que denominan de puertas abiertas, de modo que la gente sepa en que se invierte los millones de euros diarios que se gasta el Ministerio de Defensa (según los presupuestos generales del estado para el año 2004 la cantidad asciende a 18.554,51 millones de euros), y la manera tan divertida y moderna en la que se puede matar a otras personas, animando de paso a los jóvenes a tomarse el arte de matar como una profesión posible en su futuro cercano.

Y es que en un municipio donde los concejales del grupo de gobierno (PP y CIUCA) se pelean por unas entradas a una gala de mises no se puede esperar otra cosa. Si con presupuesto público llevan a cabo actos tan grotescos como la veneración de la mujer como cuerpo, tampoco tendrán reparos en promover en la ciudadanía que se celebren eventos que difundan la cultura militar y cualquier otra degeneración que se les puede ocurrir.

Este tipo de “circos” atractivos para los ojos de cualquier menor atentan contra sus derechos, al igual que los juguetes bélicos, los materiales audiovisuales de corte violento (películas, dibujos animados, video juegos, etc.) que los consideran como principales destinatarios, pero en este caso es el aparato del Estado quien por acción vulnera los principios mismos de la convención sobre los derechos aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 20 de noviembre de 1989, concretamente en su preámbulo dice que “el niño debe estar plenamente preparado para una vida independiente en sociedad y ser educado en el espíritu de los ideales proclamados en la Carta de las Naciones Unidas y, en particular, en un espíritu de paz, dignidad, tolerancia, libertad, igualdad y solidaridad,” y en el artículo 29 se expresa de la siguiente manera “…Preparar al niño para asumir una vida responsable en una sociedad libre, con espíritu de comprensión, paz, tolerancia, igualdad de los sexos y amistad entre todos los pueblos, grupos étnicos, nacionales y religiosos y personas de origen indígena;…”, y no cabe duda que la comprensión, la paz, la tolerancia, la amistad y todo esos principios a los que se hacen referencia se caen abajo cuando el Estado juega a las armas con los menores, de manera que matar y destruir forman parte de ese orden socialmente aceptado y su lógica asimilada por encima de la resolución no violenta de los conflictos.

Les digo que me encuentro totalmente indignado con lo sucedido en la ciudad que vivo, un espectáculo lamentable que instaura una vez más la cultura de la violencia como modo social, educando a la infancia en el valor de la fuerza, la dureza, la muerte y legitimando las instituciones agresivas del Estado como el ejército, la policía, la cárcel. En especial porque la niña y el niño no captan la realidad de la violencia social ni de las guerras, aprenden con ello estereotipos de buenos y malos, obviando la verdadera causa de toda violencia social que es la injusticia, la opresión o el afán de dominio, y las consecuencias irreparables de las guerras.

Dejo este comentario cabreo para que valoren esta situación.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

perera -

Y añado, para más información, un libro publicado por el Servicio de Publicaciones de la ULPGC llamado "Desigualdad social y rechazo a la OTAN. Una aproximación histórica al 12 de marzo de 1986 en Las Palmas", de Domingo Marrero Urbín.

Bethencourt -

Para conocer más a fondo la situación de Canarias en la estrategia de la OTAN y otros temas que nos afectan a fondo, recomiendo el libro de Octavio Hernández "Canarias en la Estrategia Atlántica".

hideyoshi -

lo triste es que esas "jornadas abiertas" no estén acompañadas de otras donde acto seguido se vieran los horrores de la guerra en su más cruel vertiente...para que se viera lo que esas "divertidas" armas que acaban de ver pueden lograr hacer.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres