Blogia
Trapera

Respondiendo a políticas infantiles

(por Zambraca)

Todavía no he terminado de digerir bien el artículo de Elena sobre la política de menores en Canarias, porque se valora unas acciones respecto a otra, o dicho de otro modo, se compara la desgracia de uno con relación a la del otro, y es ahí mi indigestión.
No cabe duda que la situación de los menores en Canarias pasa por unos momentos extremadamente alarmantes, la gestión de los últimos años en esta materia ha traspasado lo legal muchas veces, pero esta situación que es injusta a todas luces, lo es porque vivimos en una sociedad donde las estructuras de gobierno obedecen a una lógica neoliberal, en el que la pobreza y la exclusión social son vistas como desviaciones de un modelo individualista que se orienta a promover el desarrollo de la persona por sí sola, en el que los favorecidos tienen una ventaja muy grande para sobrevivir en esta carrera por acaparar bienestar mediante el previo pago con dinero, ya que es el dinero quien regula y regulará la necesidades humanas y sociables.
Este modelo incapaz de dar salida a todos/as, de garantizar la segunda casa, el segundo coche, las vacaciones en un hotel, etc. a la totalidad de la sociedad, se basa en la defensa de la libertad, la democracia y la igualdad de posibilidades mediante una carrera de consumo insostenible e inviable, a la vez que se comporta como un vampiro donante de sangre que nos hipnotiza mediante las maravillas de las oportunidades, y mientras tanto nos mantenemos en la lista de espera por si un día nos toca.
Pero, por qué digo todo esto.
Lo expreso de esta forma porque la solidaridad y los demás valores sociables no son acciones que se ponen en marcha como si fuesen sobras de nuestra sociedad, no podemos seguir con estos comentarios donde se expresa lo de "primero a los de aquí", ya que engordamos esa fila de quienes esperan que la lógica neoliberal nos ofrezcan lo que es posible para unos pocos.
El sufrimiento de quienes padecen la mayor de las desgracias, debe ser nuestro sufrimiento, y para romper está lógica inhumana debemos reconocer en la precariedad de nuestras condiciones de vida ese síntoma de injusticia que nos une, y que nos hace tan iguales de los niños saharauis como de los canarios.
Por otro lado este sistema lleno de sufrimiento necesita las cortinas de humo y los chivos expiatorios para sobrevivir, de lo contrario esa lista de espera no se mantiene tan dócil esperando lo que nunca llega. Y el mejor chivo expiatorio en estos últimos años ha sido el otro, al parado/a que no busca y que se conforma con la paga, al pobre porque es un pícaro que vive del cuento, al inmigrante que nos quita el puesto de trabajo, a los de allá que se llevan la subvenciones para los de aquí, y les aseguro que puedo seguir con frases muy frecuentes que vienen a declarar inocente al neoliberalismo y culpable a quien lo sufre.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Philippe -

Hay un aspecto importante en el artículo de Elena que me gustaría resaltar: el intento de vincular noticias que en apariencia se nos muestran desconectadas. Puesto que la prensa desinforma justamente cuando nos muestra la realidad parcelada en noticias desconectadas. Ahí está su dimensión ideológica. Las líneas que separan las noticias son muy importantes, definitorias. Por eso, sólo vale la pena leer la prensa tratando de borrar esas falsas divisiones y relacionado lo que se intenta quede atomizado. Ese esfuerzo de interpretación es el único modo libre de leer periódicos, y creo que Elena lo ha visto intuitivamente al conectar las dos noticias a las que alude. La costumbre a atomizar la realidad (propia de la comprensión liberal de la sociedad) es lo que quizá orienta la sorpresa y el malentendido.

jose(2) -

Conseguirme unas familias que gracias a su labor altruita y su preocupación social sean capaces de cuidar un mes o dos y llevar a la playa a uno niños que viven en el desierto sin más compromiso, es muy fácil y sobre todo muy bartao para la administración. España y Canarias tienen que hacer algo más que simples gestos en el conflicto que desde el año 75 lleva de cabeza al pueblo saharaui y a la comunidad internacional. Mucha visita de Carmelo a los campamentos de refugiados, que yo no digo que no pero, es insuficiente. En cambio, salir a defender un gasto presupuestario, una mayor inversión en infraestructura, personal para tratar a unos niños "golfos" (como dicen algunos), aaamigo! eso son otros lopez y de repente van "y le mueven el sillón" y les cuesta una elecciones. Ya se sabe Zambraca, un rico dando limosna al mendigo, ablkanda los corazones y enaltece a la persona...

jose -

Puede ser que se te encienda el miedo xenófobo pero te aseguro que si no fuera por qué yo creo que son políticas curiosas y extremadamente calculadas. Vamos a dejar de "cojernosla con papel de fumar" y vamos a reconocer que esta política de ayuda al pueblo saharaui sale muy baratita y electoralmente bastatne beneficiosa. Querido Zambraca, conseguir a un oftalmólogo que a cambio de perder dos o tres horas de consulta (y por lo tanto algunos euros) diagnosticando a estos niños y a cambio conseguir que salga su nombre y su clínica en todos los medios de comunicación, eso se llama publicidad gratuíta.

Zambraca -

Sé que de tu reflexión no puede nacer nada de ello, pero ha sido poco acertado utilizar ejemplos de hipocresía política con la visita de los niños, debido a que se enciende con facilidad la mente comparativa con la que se mueve esta sociedad, puesto que nada somos si nada tenemos. Eso al menos, el pensamiento presente de la sociedad.

Zambraca -

Sé que de tu reflexión no puede nacer nada de ello, pero ha sido poco acertado utilizar ejemplos de hipocresía política con la visita de los niños, debido a que se enciende con facilidad la mente comparativa con la que se mueve esta sociedad, puesto que nada somos si nada tenemos. Eso al menos, el pensamiento presente de la sociedad.
Yo al menos vivo con mucho miedo el crecieminto xenófobo en nuestra tierra, que se basa precisamente en tratar estas comparaciones amenazas a nuestro bienestar.

Elena(2) -

Nunca he tolerado respuestas de tipo xenófobo. Incluso opino que deberiámos abreir la puerta a muchos más, que incluso tenemos una deuda: ellos ayudaron a nuestros antepasados en otros tiempos.
Solo quería caer en la cuenta de la desfachatez de nuestros polñíticos, NUNCA he dicho que "por culpa de los de allá", se mal-atienda a "los de acá". El resto de interpretaciones son libres pero no las pongan en mi reflexión, por favor

Elena -

No creo que se haya entendido bien mi artículo, y procederé entonces a releerlo. O quizás quieran poner en mi boca cosas que yo no he dicho. No estoy en ningún desacuerdo con la solidaridad, es más, creo que dejé bien claro en mi txto que debiera ser más concreta y sincera, encaminada a que por el ejemplo el Sahara consiga su determinación como le corresponde. Me refiero a los políticos exclusivamente, a cómo utilizan a los niños de otros paises (leáse Cuba) para colgarse medallitas y demostrara lo que le preocupa la infancia, y por otro lado, la desfachatez que tienen en ignorar a los que tienen en su Comunidad Autónoma que sí requieren (por las razones que sean) de servicios de nuestra Comunidad y que no se les prestan. Es más como bien dice Zambraca, que la polñitica de menores funciona mal es un sercreto a voces desde hace años.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres