Blogia
Trapera

Lo del petróleo no me huele bien.

Lo del petróleo no me huele bien. (Por Jose_MB)

De un tiempo para acá anda el personal un tanto soliviantado con el asunto del bendito petróleo que supuestamente hay en las cercanías de nuestras costas. Así que inevitablemente dirigentes políticos, colectivos ecologistas, periodistas, etc., vierten sus opiniones y aprovechan cualquier ocasión para manifestar sus puntos de vista al respecto.

En estos días he oído declaraciones para todos los gustos y no sé si están lo suficientemente fundamentadas. Bueno fundamentadas supongo que sí que lo están (al menos algunas) pero, más bien basadas en motivos populacheros o electorales. Me explico: es curioso ver la capacidad de malabarismos dialécticos y de “donde dije digo, digo Diego” que tienen algunos representantes políticos, caso PSC cuando hace unos años se negaba rotundamente a que se concedieran los permisos para las prospecciones y ahora, cuando tienen su tronco en Madrid, la cosa ya no está tan clara. Así el socialista lanzaroteño, Hernández Spínola manifiesta que “hombre, si no concede los permisos el gobierno español, lo hará el marroquí, y ya que…saquemos la tajada nosotros”. Sinceramente creo que es un punto de vista “bastante pragmático”.

Otros son más cautos, como el vicepresidente del Parlamento de Canarias Victoriano Ríos (CC) que avisa que según la legislación vigente, para este tipo de permisos para sondear los fondos marinos, es necesario una consulta previa a la Comunidad Autónoma en forma de informe no vinculante. Abogando así por un referéndum en el que los ciudadanos se pronuncien sobre la idoneidad o no de dichas extracciones.

Luego tenemos la voz de algunos colectivos ecologistas como por ejemplo la de Ben Magec que pide que se impidan este tipo de prospecciones porque ocasionaría un gran impacto ambiental para las islas incompatible con el turismo.

Supongo que habrá más opiniones que durante estos días se nos irán dando a conocer, espero. Pero, yo noto en falta opiniones de peso, no me mal-interpreten, no quiero decir que las ya expuestas no tengan su importancia, claro que sí, bueno tanto como que las decisiones muchas veces se toman por motivos que nada tienen que ver con la razón, y sí con el corazón y sobre todo con los euros y con los votos. Me refiero a especialistas en la materia, biólogos, físicos, geólogos, economistas, oceanógrafos, ingenieros, que afortunadamente realizan su labor profesional en nuestras universidades, institutos tecnológicos, administración pública. Señores ¿no tenemos afortunadamente una excelente Facultad de Ciencias del Mar y otra de Veterinaria en la ULPGC, una de Biología en la de la Laguna, dos Institutos Tecnológicos en Canarias que son punteros a nivel mundial en cuanto a energías renovables y desarrollo sostenible se refiere? ¿No tenemos unos proyectos de implantación de Parques tecnológicos, de energía y de agua elaborados por catedráticos en Ingeniería Industrial que pretenden desarrollar un sistema sostenible para grandes áreas geográficas de las islas?

A estas personas no las he oído y a mí me interesa. Yo no puedo, ni debo tomar una decisión de semejante calibre y posible trascendencia si no estoy lo suficientemente informado. Tú sales a la calle, y me juego el bigote que de cada diez personas a las que preguntes si quieren o no que se extraiga petróleo en Canarias, nueve te van a decir que no. Me cuesta creer que sea una decisión formada. Ya se ha hablado de los peligros del monocultivo en Canarias y la verdad es que uno ya está cansado, de que ¡coño!, hasta los propios ecologistas te larguen que “con el petróleo espantamos al turismo”. Por qué no se plantean si a lo mejor es malo o no es lo más conveniente para una incipiente pero creciente industria de piscifactorías que están proliferando como alternativas a la pesca tradicional. O, simplemente porque dañan nuestro patrimonio natural.

¿Qué pasa que si no se daña algo “útil” la gente es torpe y no se sensibiliza? No sé, no sé. Buscar alternativas a nuestra economía es imprescindible porque ya se sabe que “los huevos hay que ponerlos en diferentes cestas” y como comentaba nuestro amigo Tacoronte, nuestra Historia nos lo tiene excesivamente demostrado.

El desarrollo necesita un precio. Los países desarrollados han pagado un precio. ¿Nos interesa desarrollar este tipo de recursos energéticos en una época en la que el petróleo está cada vez más caro y sacar una buena tajada que sirva para dar una buena inyección económica a nuestro pueblo? ¿Debe Canarias seguir apostando y consolidándose a nivel mundial como un referente en las energías renovables de la potabilización de aguas, exportar sus conocimientos y sacar provecho económico de los mismos? ¿Qué cantidad de petróleo hay verdaderamente, si es que la hay ( a mí me extraña que si de verdad hubiese una cantidad interesante, los sondeos se hayan aplazado hasta el 2005)? ¿No será todo este guirigay un tira y afloja debido a políticas de soberanía de aguas con Marruecos?

Lo dicho, son demasiadas preguntas que deben ser contestadas desde diferentes foros y por los especialistas adecuados. Es un debate en el que Canarias debe estar presente en mayúsculas, y el personal se está adelantando a dar opiniones sin el suficiente criterio e insisto, movido me da por razones “electoraleras”. Espero que una vez más, a Canarias no se le vaya la oportunidad de decidir aspectos importantes para su desarrollo,dentro del contexto nacional e internacional.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

4 comentarios

Bethencourt -

Por cierto, el nuevo escenario que se ha creado en Canarias se está siguiendo con interés desde el extranjero y, especialmente, desde los países productores y exportadores de petróleo (Arabia Saudí, Nigeria, Rusia, Venezuela...)
Me consta.

Philippe -

Muy buen texto. La altura democrática se mide por el grado de discusión e implicación de los ciudadanos en cuestiones como éstas. ¿Quién fomenta ese debate? Sea como sea, la responsabilidad es crearlo continuamente.Por cierto, no he visto ninguna reflexión hasta la fecha de este calado en la prensa insular.

Bethencourt -

Muy buen artículo. Nos hace falta información que provenga de especialistas. Y nos hace falta también prepararnos para diferentes escenarios.
Ya ha pasado esa larga época en que "los canarios no decidíamos". Ahora la ciudadanía sí tiene mecanismos de presión -y hasta de decisión- en foros como puede ser este de "Trapera".
Pero, claro, no sirve de nada tener poder para presionar si luego no sabemos lo que queremos.
Por eso, más información (chapeau por la reflexión, Jose); pero también prepararnos para decidir en diferentes escenarios: aquí entran no sólo aspectos medioambientales, sino también de soberanía (como comentas en tu artículo), económicos (palabra maldita para algunos, como si no comiéramos, nos vistiéramos y durmiéramos bajo techo cada día) y de planificación de cara al futuro: coincido plenamente con la idea del artículo de que hay que diversificar la economía canaria si queremos tener un futuro digno.
Por eso no debemos renunciar a nada sin antes haber estudiado todas las posibilidades. Repito: no renunciemos a nada.
Saludos.

Elena -

Yo añadiría una pregunta más, un supuesto más. En el suponer de los suponeres, que haya mucho, mucho petróleo en nuestras costas, ¿Canarías ganaría algo de dinero con ello?. A lo poco que yo entiendo de economñia internacional, el gobierno de la nación se llevaría algo y el resto la multinacional que lo explote ¿no?. Aunque reconozco que dentro de mí existe una dualidad porque por otra parte me surge otra duda ¿Es l´cito que en épocas de escasez de combustible para el mundo y para todos aquellos artículos que los necesitan (es decir todo), tengamos aquí una reserva y no la explotemos por ombliguistas? Coincido con jose en que nos falta mucha, mucha, mucha más información al respecto
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres