Blogia
Trapera

Memoria de la Poesía Canaria

(daniel bellón)
Me he permitido crear un nuevo tema. les digo porqué. En mis paseos por la red he descubierto, con desagrado, que si bien puede encontrarse alguna información sobre poetas canarios, resulta casi imposible encontrar poemas de esos que llamaríamos emblemáticos, ya sea porque definen ellos solos la obra de un autor, o porque han sido relevantes en momentos históricos determinados. Poemas como el "Canarias" de Nicolás Estévanez, inencontrable completo en la Red (cosa que pienso resolver pronto), que antes del Golpe fascista se aprendía le gente de memoria en estas islas, o el famoso "La Maleta" de Pedro Lezcano, el "Yo, a mi cuerpo" de Domingo Rivero, o tantos otros...

Mi idea es que a esta Memoria de la Poesía Canaria aportemos todos y todas, traperos habituales y eventuales, para generar una especie de antología de construcción colectiva, que permita encontrar en Internet estos poemas que son patrimonio de Canarias, y, desde Canarias, de la humanidad entera.

Y también me permito empezar, con Agustín Millares. Agustín Millares fue uno de los poetas canarios que iluminó con su obra uno de los períodos más negros de la historia de España y de las Islas. Fue un activo militante de la resistencia antifranquista, y esa experiencia marca su obra sin dañarla. En tiempos "venecianos" a poetas de este tipo de les entierra bien profundo, inclusive con homenajes -que garantizan casi el sellado de la tumba-. Pero la palabra poética es peligrosa y escapa de los controles. la voz de Millares todavía nos remueve algo dentro. Qué peligro. Aquí va su poema más conocido, gracias a la versión musicada de Juan Carlos Senante y que sonó continuamente en las Islas en aquellos ya lejanos años 70.

"Yo poeta declaro que escribir poesía
es decir el estado verdadero del hombre
es cantar la verdad es llamar por su nombre
al demonio que ejerce la maldad noche y día.

El poeta es el grito que libera la tierra
la primera montaña que divisa la aurora
la campana que toca la canción de la hora
el primer corazón que lastima la guerra.

Colocado en vanguadria sin que nunca desate
su unidad con los pueblos su visión del conjunto
el poeta es el hombre que primero está a punto
para hacerse con bríos a la mar del combate.

El poeta es el pueblo que a morir se resiste
en la súbita noche donde todo se olvida.
Donde no hay libertad no hay poeta con vida.
Ningún pájaro vuela donde el aire no existe.

Yo poeta declaro que la cólera es una
cuando hay algo que atenta contra el sol que nos guía.
Languidece el poeta si la tierra se enfría
cuando no hay corazón ni justicia ninguna.

Yo poeta declaro que en el duro camino
del tiempo en el poeta se halla siempre un hermano.
Yo poeta declaro que el poeta es humano
aunque a veces nos haga presentir lo divino.


de "La estrella y el corazón" 1949
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

3 comentarios

Fernando -

Un extranjero con un libro bajo el brazo se suma al proyecto desproyectado-interminable. Pensar de otro modo la poesía es trama futura. Un abrazo.

Bethencourt -

He leído el comentario que tienes en "Islas en la Red" sobre tu relectura de Juan Jiménez. Podría ser, con todo mérito, el siguiente en la lista. ¿No te parece?
Un abrazo gigabático y esdrújulo.

Philippe -

Me encanta la idea y sobre todo cómo la ha formulado Daniel, una "antolología en construcción progresiva" e interminable, añadiría. Cuenta con mi entusiasta colaboración.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres