Blogia
Trapera

¿Caerán los impulsores de la barbarie de Iraq?

¿Caerán los impulsores de la barbarie de Iraq? (por Zambraca)

Las movilizaciones mundiales contra la guerra abrió una puerta muy grande a la capacidad de generar un estado de opinión pública suficiente para introducir presión a los grandes del planeta. A la vez que fortalecer el papel ciudadano de participar de manera activa en el freno de medidas inhumanas y contrarias a toda norma de convivencia y respeto hacia los pueblos.

No me cabe la menor duda, las grandes manifestaciones que se llevaron a cabo han servido para dejar claro que no estamos dispuestos a que el imperialismo del gran capital, y sus gobiernos serviles masacren a poblaciones enteras, roben como auténticos piratas las riquezas de naciones, y planten en donde les salgan en gana una base militar para coaccionar a quien se les resistan. Y en este sentido, los EE.UU junto a Inglaterra representan la clase de gobiernos capaces de dar todo para mantener su hegemonía en ese escenario internacional de corte salvaje, patrocinados por sus potenciales bélicos y justificados por sus maquinarias de hacer verdad la mentira.

Del mismo esta última guerra contra Iraq ha desenmascarado la manipualción de los medios de comunicación y las fuentes oficiales de información, en EE.UU se ofrece información muy contraria a Bush y su guerra, desde las torturas hasta la falsedad de sus informes, en el Reino Unido ha sido todavía peor, y en el estado español la reacción tardó bastante en llegar.

El gobierno de Aznar resistió bastante bien a la presión popular contraria a la guerra, con unas elecciones municipales saldadas con victoria, incluso hasta ostentosa para los momentos tan calientes de movilizaciones y un atentado en Casa Blanca a pocos días del voto. En ese momento tuve la sensación que el pueblo a pesar de sus movilizaciones tiene muy poca consciencia política, no participa en el desarrollo de las ideas sino en la propuestas finalistas, y sobre todo engulle lo que las TVs les sirven a cada minuto. Pero como se dice popularmente no nos movemos hasta que no llegue el agua al cuello, y los atentados del 11 M fue un poco de eso, una reacción tardía a una gestión política que merecía un castigo ejemplar.

En estos momentos se celebran una consulta donde el miedo está en la abstención, la gente no ve en un Europa un lugar donde sea importante un voto, y en el fondo es cierto, porque si se analiza la propuesta de la Constitución Europea hay un vaciamiento de democracia increible. Pero el PP necesita su victoria para decir que la pérdida se debió a la manipulación y al miedo, y que unos buenos resultados legitima cualquier acción para derrocar a ZP, el PSOE necesita la victoria para lo contrario, o sea, que Zapatero es presidente por la necesidad de cambio y no por el castigo del 11 M.

Si definitivamente la abstención no castiga al PSOE se puede afirmar que Aznar ya ha recibido el castigo suficiente por su participación en la barbarie de la guerra, de lo contrario todavía nos queda PP para un rato más.

En Inglaterra y Gales el laborismo de Blair se ha llevado un fuerte repaso en la municipales, pasando de la primera a la tercera posición en concejales electos, sólo en Londres del laborismo crítico y algunos pocos feudos resistieron a la pérdida de votos. ¿Pero estas elecciones es el inicio de la caida del segundo de las Azores?, parece que todo indica que así será, pero para ello debemos esperar hasta el 2005.

George W, Bush está en plena campaña pre-electoral y los medios de comunicación adversos han calentado mucho el ambiente político con los casos de las torturas en Iraq, quizás sea lo último de una gestión llena de calamidades que ha provocado una alianza amplia contra su persona, los demócratas se agrupan entorno a la figura de Kerry y algunos especuladores financieros como Soros recaudan fondos para hacer publicidad en contra. Su figura tan polémica y su cara más militarizada ha acrecentado esa necesidad de sacarlo del despacho presidencial, si bien en las últimas elecciones al congreso el republicanismo venció.

En estos momentos deseo que la pérdida de poder de estas tres figuras sea realidad, no tanto porque eso suponga una cambio en un escenario donde el gran capital trata a los gobiernos como marionetas, sino como una vocanada de aire para esos millones de personas que salieron a la calle para decir no a la guerra, millones que esperan que su participación decidida implique una reacción necesaria, y a pesar de su simbolismo nos sirve para seguir creyendo en nuestra capacidad para contestar en las calles.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

yomisma -

Que problema tienes con el gran capital? Es que estas celoso? Saludos, y cambia el rollo, hombre, que ya esta un poco pasado.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres