Blogia
Trapera

LA PUERTA ESTÁ ABIERTA, ES LA HORA DEL CAMBIO

LA PUERTA ESTÁ ABIERTA, ES LA HORA DEL CAMBIO

Por Hideyoshi

Actualmente me encuentro en un momento en el que, sin lugar a dudas, creo que estoy presenciando y participando in situ en uno de esos instantes que, de alguna forma, marcarán la Historia y será observado por las generaciones futuras con tanta admiración como han sido analizados momentos tan relevantes como Mayo del 68 o la Primavera de Praga.

En un primer momento, a pesar de mi carácter optimista por naturaleza, sinceramente creí que estaba ante una situación ilusionante pero fugaz, era como una de esas relaciones que uno tiene con 22 años... Te ilusionan, te llenan pero a la vez sabes que no llegará a ningún sitio. Gracias a Dios el tiempo se ha encargado de demostrarme cuán equivocado estaba.

Hoy en día, con la ventaja de haber visto el proceso en una evolución diacrónica, puedo afirmar, aunque algunos mostraron de acuerdo, que nos encontramos ante un hecho que, por su alcance, el número de personas implicadas, las repercusiones a nivel global, su duración, el amplio espectro de personas que participan en el mismo… Supera incluso a Mayo del 68 francés. Tal vez no en un punto de vista de influencia ideológica, en el pensamiento,… Pero sí en cuanto a la acción y la repercusión que está teniendo y que ilusionantemente nos hace ver que puede tener.

Sé que la comparación entre ambos momentos es totalmente injusta debido a que los medios con los que contaban los estudiantes del 68, no permitían interactuar de la forma que vimos el pasado 15 O, pero esos mismos medios también son una barrera, a veces aparentemente infranqueables, que por medio de la infoxicación hacen que nos encontremos, a veces, ante una sociedad que ve los hechos como alejados de ella, como imposibles de cambiar, ante una realidad que se le presenta como inalterable y perpetua. Algo que todos sabemos que históricamente no es verdad, pero uno de los defectos de la infoxicación es esa misma pasividad inoculada al ciudadano a través saturación informativa de los medios.

Es curioso recordar, desde nuestro natural eurocentrismo, que el origen de todo este fenómeno se dio en el Islam. Fue precisamente en la revolución democrática árabe o primavera árabe, que comenzó Túnez en diciembre  del 2010, cuando ese aire de cambios empezó a soplar. En Europa y aquí en esta parte europea de África, asistíamos a estos cambios con sorpresa, ilusión, pero a la vez esperando que no fuera corrompida desde fuera. Cuál fue nuestra sorpresa cuando el 15 M surge y tomando como primicia el panfleto "Indignaos" de Stéphane Hessel muchas  personas salieron a la calle tomando diferentes plazas por toda España. Lo ilusionante del movimiento era que su origen partía de personas de diversa procedencia política sólo unidos en su lucha contra el bipartidismo, el manejo que de la política hacen las grandes corporaciones por medio de los dos partidos mayoritarios y pidiendo una democracia más real y participativa. El movimiento de base asamblearia, englobaba a gente de distintas edades, trabajos,… Pero todos ellos con la certeza de que era necesario un cambio las reglas de juego, que nos encontramos ante una crisis creada por unos pocos pero soportada por todos, ante un desmantelamiento del Estado del bienestar, viendo cómo nuestros derechos iban siendo eliminados uno a uno. El eco del movimiento en todo Europa no se hizo esperar, sí bien todos sabíamos que la acampadas no podían durar eternamente, que con el tiempo podrían ser utilizadas en nuestra contra, y sí bien se hacía necesario una metamorfosis del movimiento, sigue es verdad que muchos teníamos que el cambio fuera el comienzo de la muerte de dicho movimiento… Nunca me alegré tanto estar equivocado.

El movimiento 15 M se supo reconvertir, tras los desalojos de las plazas, en un movimiento de protesta siempre de marcado carácter pacífico (a pesar de algunos encontronazos), que ha luchado por mantener con vida, a través de plataformas como Democracia Real Ya, el espíritu de la protesta. Muchos han sido los desalojos que se han tratado de evitar por medio de este movimiento, y si bien en la mayoría de los casos no se ha logrado, no han quedado como hechos ignorados, sino que se ha hecho pública denuncia del provecho que de la crisis han sacado no bancos.

Esta misma reconversión del movimiento se hizo en todas partes. Y era a la vez esperanzador observar cómo en vez de menguar, el crecimiento continuaba incluso donde menos lo esperábamos, me refiero al movimiento "Occupy Wall Street " y es que fue muy refrescante ver cómo nuevamente en EEUU volvían a sonar voces en contra del liberalismo imperante, pero no sólo voces individuales como la de Noam Chomsky, sino las voces de la gente de la calle. Un país que fue cuna de personas como Frank Capra (estadounidense de pro aunque naciera en Sicilia) o John Steinbeck, no podía continuar viendo de forma pasiva como aumentaban de forma desorbitada las diferencias entre ricos y pobres de su propio territorio.

Una vez mundializada la protesta, recordemos que América latina se había unido en el primer momento, sólo quedaba el decisivo paso de madurez, darle un carácter operativo a tal mundialización. Es por ello, que el movimiento 15-O se convertía no sólo en una prueba sino que además era una posible demostración de fuerza del movimiento. El éxito de las convocatorias de la semana pasada hacen que, pase lo que pasa partir de ahora, se haya demostrado que el cambio posible, que las personas que poblamos este maravilloso planeta azul podemos reunirnos para realizar cambios en positivo, que la globalización que se nos impone podemos revertirla, tornando la en mundialización, en un sistema más justo y equitativo para todos.... LA PUERTA ESTÁ ABIERTA, ES LA HORA DEL CAMBIO.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres