Blogia
Trapera

ROOSEVELT Y OBAMA

ROOSEVELT Y OBAMA

Por Hideyoshi

         No creo que vaya a descubrir nada a nadie si les digo que no me caracterizo por ser un fan de la política exterior norteamericana o del sistema capitalista en sí.  Pero sí me considero una persona que trata de ser siempre lo más ecuánime posible (si mi abuela pudiera verme usando estos vocablos tan cultos…lloraba de la emoción). El crack del 29 fue una de las grandes depresiones (ni la primera, ni la última) por la que ha pasado el sistema capitalista. El pésimo manejo de la situación, y la falta de previsión ante los claros síntomas previos, por parte del gobierno del republicano presidente de los EEUU. Hoover, hicieron que muchos de los efectos de esa crisis fueran incluso mayores de lo que debían haber sido. Una crisis sin precedentes, requería respuestas sin precedentes….un nuevo enfoque. El capitalismo necesitaba reinventarse a fin de sobrevivir (yo creo que necesitaba desaparecer de paso jejeje) y ese nuevo enfoque lo dio un economista inglés John Maynard Keynes.  Frente a la pasividad del Estado propuesta por los liberales más clásicos, Keynes, proponía una actuación más activa, a fin de restablecer el tan necesario equilibrio entre la oferta, la demanda y el consumo. Para ello, se debía estimular la inversión, por medio de la política fiscal; promover grandes obras públicas que creasen empleo,, propuso reglamentar los salarios y la jornada laboral, subvencionar empresas, devaluar la moneda y abandonar el patrón oro…. Una serie de medidas que fueron  muy innovadoras en su periodo. Sus ideas tuvieron eco en un presidente demócrata como fue Franklin Delano Roosevelt, que las puso en práctica con su New Deal.

         Roosevelt, devaluó el dólar, abandonó el patrón oro, controló los bancos a través de la Reserva Federal, estableció una política agraria con la que trató de disminuir la producción  y, con ello, aumentar los precios (si bien esta medida adoleció de falta de financiación), revisó la política industrial del Gobierno, tratando de favorecer la inversión, pero también controlando los salarios y estableciendo un salario mínimo y fijando la jornada laboral en 35 horas semanales; promovió una política de grandes obras públicas, tratando  de relanzar la inversión y reabsorber a los parados. Creó  un sistema estatal de seguridad social (con seguro de desempleo, vejes e invalidez)- algo impensable en otros lugares del globo,- e introdujo la plenitud de libertades sindicales. Se argumenta hoy en día, y seguramente con razón, que el verdadero impulso para salir de la crisis vino dado por el rearme previo a la IIGM. Pero sinceramente es esperanzador ver como un presidente se atrevió a promover medidas que  socorrieran a los más afectados por la crisis….el pueblo. Medidas que no viniesen a dar fondos a bancos y empresas, que en momentos de bonanza no reparten su plusvalía (si bien el no hacerlo es poner en paro a mucha gente….siempre pagamos los mismos). No pretendo, desde estas líneas, idealizar la figura de Roosevelt, que provocó la entrada de los EEUU en la guerra ahogando a Japón (que tampoco era un manso corderito). Pero da gusto ver como algunos políticos sí mantienen sus promesas de campaña.

         Estos días pude ver en la tele, como Obama se propone ampliar el sistema sanitario estadounidense, ampliando sus coberturas….veremos en qué queda….pero al menos es una promesa de campaña que ya plantea cumplir….y eso en la política de hoy día, es mucho. Un abrazo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres