Blogia
Trapera

LA ACTUAL FALTA DE CONCIENCIA DE CLASES

LA ACTUAL FALTA DE CONCIENCIA DE CLASES

Por Hideyoshi

         La derecha, a nivel internacional, ha logrado hábilmente hacer que ya casi nadie dude de la viabilidad del sistema capitalista. Ni en tiempos de crisis, como los que actualmente vivimos, nadie cuestiona un sistema económico que, como el liberalismo, sólo tiene 200 años de antigüedad. Todos le dan carácter de sistema eterno y necesario, sin el cual el caos se adueñaría de nuestras economías. Parte de la culpa la tienen las izquierdas que han desembocado en sus dos mayores intentos de creación de sociedades con economías paralelas, China y la URSS, en sendas dictaduras pero no del proletariado, sino de una clase política que dirigía a su antojo y constreñía todo intento de crítica al sistema.

         El otro gran logro de las derechas está siendo el  buscar chivos  expiatorios, cabezas de turcos sobre los que echar las culpas de en periodos de precariedad por ellos creados. El Capital no sólo ha logrado que muchos sean los que olviden que las empresas privadas y bancos nunca compartieron beneficios en tiempos de bonanza económica, y en cambio sí que acudan a cobijarse bajo las alas del Estado en los momentos de penurias; además logra que la clase obrera olvide el carácter internacionalista del movimiento obrero, olvide la lucha de clases y en momentos como este….en los que se buscan soluciones, los proletarios miren a los inmigrantes como los auténticos culpables de sus problemas, como ladrones de trabajos que a ellos pertenecen…craso error. Esta actitud es pan de hoy y hambre de mañana.

         Lo verdaderamente triste es que esa falta de conciencia de clase se extiende cada vez más. Partidos como PP y PSOE monopolizan el voto que por conciencia de clase se les  negaría. Partidos que defienden los intereses de unos pocos, monopolizan el voto de muchos.

         ¿Debe cambiar la Izquierda cambiar su discurso? ¿Debería buscar nuevas formas de atraer a las masas proletarias? ¿Tendría que dejar de proponer el cambio de sistema económico para que no se demonicen sus propuestas y sean atacadas al unirse  a los  intentos de revolución soviética  y china? ¿Hay que ir por partes y primero lograr que el proletariado se quite la venda de sus ojos y defienda los intereses de clase, adquiriendo conciencia de la misma, antes de proponer cambios de sistemas? ¿Cómo atraer el voto de las masas, que cada vez se pierde más?....

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Hideyoshi -

Pero es que el liberalismo, tal y como lo planteó A. Smith, es muy distinto de lo que se ha llevado a cabo (lo mismo ocurre con el comunismo), tal y como analiza N. Chomsky en muchos de sus artículos....pero el que la idea se haya corrompido sólo nos debe hacer ver que o se replantea, o bien se sigue otro camino nuevo....este no vale. Un abrazo

Luis Vea García -

Hoy nadie cuestiona el mercado, porque el mercado es dios. Sátrapas de izquierda o derecha hasta el Vaticano, PP o PSOE. Da igual. Todos maman de la misma visión. Eso que han llamado liberalismo. Qué paradoja, palabra que proviene de libre. ¿Acaso el mercado nos hace más libres? ¿No ha sido esa misma visión la que ha ensanchado la brecha entre rico y pobre.Definitivamente eso ha convergido en una sensación que donde vivo se llama de “panxa contenta” (panza contenta). Muchos se venden por un cargo o una prebenda. Ese mismo liberalismo que siempre ha tenido unas extrañas relaciones con gobiernos poco democráticos, ése es el ejemplo. No sé si es una cuestión de refundar la izquierda. Lo que sí es evidente es que hay que añadir otros valores lejos de dinero y mercado. Eso si nos lo permiten toda la legión de los que votan mercado convencidos de que es lo que creará empleo, etc, etc…Todo ese artificio retórico del que intentan convencer unos y otros. Imbuidos de esa mentira universal que no pasaría por verdad ante un polígrafo.¿Pero quién les ata a la máquina para comprobarlo?

Luis Vea García -

Hoy nadie cuestiona el mercado, porque el mercado es dios. Sátrapas de izquierda o derecha hasta el Vaticano, PP o PSOE. Da igual. Todos maman de la misma visión. ESo que han llamado liberalismo. Qué paradoja, palabra que proviene de libre. ¿Acaso el mercado nos hace más libres? ¿No ha sido esa misma visión la que ha ensanchado la brecha entre ricos y pobres? ¿No son más pobres los que ya lo eran y más ricos los que lo eran? DEfinitivamente eso ha convergido en una sensación que donde vivo se llama de "panxa contenta" (panza contenta). Muchos se venden por un cargo o una prevenda. ESe mismo liberalismo que siempre ha tenido unas extrañas relaciones con gobiernos poco democráticos. No sé si es una cuestión de refundar la izquierda. Lo que sí es evidente es que hay que añadir otros valores lejos de dinero y mercado. ESo si nos lo permiten todos esos que votan mercado convencidos que es lo que creará empleo etc, etc... Imbuidos de esa mentira universal que no pasaría como verdad ante un polígrafo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres