Blogia
Trapera

PATERAS Y CRISTIANOS

PATERAS Y CRISTIANOS Por Hideyoshi.

Siempre he pensado que uno debe ser coherente en sus actos con lo que piensa o dice pensar (alguien vale lo que vale su palabra). Ser cristiano es algo más que una decisión impuesta por alguien desde el momento mismo de nuestro nacimiento, muchos casos. El cristianismo implica ante todo una elección moral que se sustenta en la fe, pero independientemente de que la tengas o no su mensaje sigue siendo válido para todos. Me explico, puedo no creer en la existencia de una entidad superior, pero los planteamientos morales no dejan por ello de tener validez.

         Por lo tanto el cristiano debe ser ante todo distinguible por sus actos, mejor que lo explique porque esto me está quedando en plan sermón evangelista…jejeje. Me refiero a que no es posible proclamarse cristiano y no cumplir con los planteamientos que ello implica, no es sólo la fe y la devoción lo que debe hacer a un buen cristiano….ante todo deben ser sus actos. Por ello siempre me ha angustiado la hipocresía de parte de la Iglesia (refiriéndome por tal a clero y creyentes)  dicen creer fielmente y sin fisuras el mensaje de Cristo, pero sus actos les traicionan, y entiéndase que no quiero generalizar, cómo se puede creer en alguien  que te dice: “dale de comer al hambriento”, que pregona el perdón, “el querer al prójimo como a ti mismo”….en alguien que fue emigrante nada más nacer y en cambio recibir como recibimos y mirar como miramos a la gente que, desde otras tierras viene aquí. Sé que la solución pasa por tratar de una vez de ayudar a esos países a fin de que no tengan que buscar lejos de sus hogares  lo que allí no encuentran…pero mientras tanto no podemos mirar a otro lado y fingir que no pasa nada… si de hecho y de corazón son cristianos, hagan buena la frase: “por sus actos los conoceréis”.  Para aquellos que se llaman cristianos y sigan pensando que es sostenible sus posturas contra los inmigrantes, su desprecio y la religión que dicen practicar sólo quisiera citarles a Mateo 25, 35 “Era emigrante y me acogiste”.
         En este sentido, ya que he dicho lo malo también he de ser justo y decir lo bueno, he visto en mi pueblo a un cura que parece tener las ideas claras al respecto, que parece querer cambiar las cosas y que me recuerda que el clero no es distinto a la sociedad y que dentro de ella hay gente buena, mala, de izquierdas, de derechas, progresistas e inmovilistas… Pero hablar sobre él y lo bueno que veo que esta haciendo es otro asunto que dejaremos para más adelante.
         Sólo quería recordar que debemos ser coherentes, también que hemos de pensar que las ideas buenas lo son por si mismas, independientemente de quién las diga….y esta lo es.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

13 comentarios

Pintado -

PINTADO
Relacionado en parte con el debate y como complemento a lo que se expone, expongo parte de una información sacada del foro “Alasbarricadas” no sin antes felicitarles por los debates y en especial a Hideyoshio al cual conozco creo “BIEN” pero a la vez descubriéndolo cada día:

Octavio Hernández (editado)

El derecho internacional sobre descolonización establece que un pueblo, para ser reconocido como sujeto a la Resolución 1514 y subsiguientes, ha de ser \"cultural y étnicamente distinto\".

Este requisito, así planteado, introduce en el expediente de descolonización la cuestión étnica. No es baladí. Todos podemos recordar la derrota de la I estrategia de descolonización, cuando la Comisión de la OUA visitó Canarias, sobornada con fondos reservados, y Edem Kodjo afirmó \"Yo no veo africanos en Canarias\". Omar Bongo, el presidente de Gabón que fuera Secretario de la OUA a sueldo del estado español para bloquear las iniciativas del MPAIAC, se pronunció en la misma línea.

En aquel momento, fue el colonialismo el que aplicó a su política la Resolución 1514 para intentar demostrar que las y los canarios, étnicamente, éramos españoles. Al actuar así, España nos ha obligado a dejar sentado que las y los canarios somos étnicamente distintos, a los efectos de reconocimiento oficial del estatus colonial y de aplicación del derecho de descolonización. Y por eso es importante saber cómo ha sido el mestizaje en Canarias y qué proporción del pueblo canario desciende de los guanches.

Ahora bien, también es cierto que el pueblo canario surge a partir de la colonización europea. Eso no agota nuestra historia. Al nivel de la investigación actual, sabemos que no hubo un pueblo guanche. Dicho de otro modo, la expresión pueblo guanche sería más correcto aplicarla a la actualidad que a la antigüedad, ya que las poblaciones de las distintas islas cambiaron a lo largo de, al menos, dos grandes oleadas de poblamiento, la primera oleada entre la primera y la segunda guerra Púnica (siglo I a.d.c. y siglo II d.d.c.), y la segunda oleada entre los siglos VIII y XI durante la expansión árabe. En Canarias ha habido, hubo, varias colonizaciones, de las cuales la europea es la última.

Además de estas oleadas, cada vez hay más evidencias de que las comunicaciones durante todo este período fueron mucho más intensas de lo que suponemos. Hubo muchas visitas y recaladas, e intercambios fluidos. El resultado es que los estudios genéticos sobre los guanches demuestran una enorme diversidad étnica, que proviene tanto del origen continental, donde estas poblaciones estuvieron en contacto con el Imperio Romano, como de los contactos posteriores a su establecimiento en Canarias.

Los investigadores concluyen que esta diversidad étnica original de los guanches continúa siendo característica y predominante en la actualidad, y se ha enriquecido con el mestizaje posterior a la colonización europea. Por lo tanto, si bien es cierto que mantenemos una pervivencia muy amplia de los aborígenes en la población actual, tanto antes como después de la Conquista existía en Canarias una gran diversidad, un importante mestizaje.

La otra cuestión relevante es comprender que la genética y la cultura no tienen nada que ver más allá de la conducta sexual. Algunas variantes genéticas de los guanches son endémicas de Canarias, pero parece ser que su origen es continental y, sin embargo, hasta ahora no se han encontrado en el continente. Si nos preguntamos si esta situación se debe a la arabización, nos llevamos de nuevo una sorpresa, ya que los estudios genéticos demuestran también que la expansión cultural árabe no produjo un cambio genético significativo en las poblaciones bereberes. Algo parecido a lo ocurrido en Canarias con la colonización europea. De resultas, tenemos muchos árabes orgullosos de su cultura que son descendientes de bereberes; y tenemos canarios orgullosos de ser españoles que son descendientes de guanches.

Bien, ¿y entonces? Entonces debemos entender que la política no debe mezclarse con estas cuestiones más allá de lo estrictamente necesario, es decir, únicamente en cuanto se nos presenta como un requisito del derecho internacional para que el pueblo canario sea reconocido como sujeto de descolonización.

El pueblo canario puede ser reconocido con sólo hacer referencia a los últimos cinco siglos de colonización europea. Pero también, y esto es lo que ahora estamos descubriendo, esta comunidad sobrevenida (como lo denomino en la ponencia del I Congreso) aparece cada vez más influenciada por la pervivencia étnica y cultural de los aborígenes.

Si leemos los estudios de Gabriel Betancor Quintana, por ejemplo, al final nos queda la duda, porque él comienza estudiando la \"aculturación\" aborigen en la primera sociedad colonial, y conforme avanza en la investigación terminamos concluyendo que esa aculturación fue en realidad un proceso de adaptación que permitió a los guanches trasladar a la nueva sociedad canaria algunos de sus rasgos identitarios.

Por lo tanto, estamos constatando objetivamente un punto intermedio, que me parece que va a convertirse en la interpretación más verdadera de nuestra historia y nuestra identidad como pueblo.

Al estudiar estas cuestiones, uno no puede más que acordarse de Hermógenes, Hupalupa. Él y otros independentistas abrieron un camino a la conciencia nacional con los medios que tuvieron a su alcance, sin ser especialistas, sin contar con un conocimiento científico que les permitiera contrastar sus conclusiones. Se atrevieron a creer lo que decía nuestro pueblo, antes que la doctrina españolista oficial. Actuaron con intuición política y con un amor a Canarias que da pleno sentido al adjetivo patriótico. Fueron patriotas y honraron a los padres o, yo diría mejor en el caso canario, a las madres.

Ese impulso fue decisivo, pero quedó estancado conforme se desarrollaba la investigación en las universidades, con otros criterios y otras intenciones. El estancamiento coincidió con la derrota de la I estrategia de liberación nacional emprendida por el MPAIAC. Y el resultado fue una inercia que también se reflejó en la actitud de algunos independentistas de continuar erigiéndose en investigadores sin serlo, hasta el punto de introducir algunas hipótesis poco contrastadas y algunas ideas poco admisibles sobre el pueblo canario y sobre nuestros antepasados.

En el siglo XXI, desde el MLNC, debemos dejar trabajar a la ciencia, debemos fomentar que se estudie y se investigue científicamente y sin prejuicios ideológicos. Nuestra contribución ha de ser divulgativa, ha de ser alimentar con esos nuevos descubrimientos y conocimientos la voluntad de soberanía. Y confiar, como confió Hupalupa, en que al final, la verdad de nuestro pueblo resplandecerá, simplemente porque este pueblo existe. Existe y que llegue a adquirir conciencia, que llegue a reclamar su soberanía, es solo cuestión de tiempo.

Algunas citas para el debate

No debemos perder de vista que es desde España desde donde se nos empuja a esclarecer nuestra etnicidad como reacción al españolismo. Entramos así en un juego peligroso, que requiere medir mucho las palabras y los discursos.

Un buen amigo, cuando le planteé las conclusiones de los investigadores sobre la genética canaria, me dijo que si no había leido \"La especie humana\" de Marvin Harris. Era su manera de manifestarme su disconformidad con todo acercamiento político a este tema.

En la ponencia del I Congreso también ocurre lo mismo. Una de las discusiones principales del texto, antes de la primera sesión, fue precisamente sobre el párrafo que dice:

\"En Canarias hubo genocidio, pero no exterminio, de la población aborigen. Aunque ésta se redujo un 89% como consecuencia de la conquista y colonización, los aborígenes y su descendencia mestiza se erigieron en el grupo social mayoritario entre las minorías no-hispanas, seguido por los portugueses y africanos. Si unos fueron aniquilados o esclavizados, otros participaron en la conquista y fueron reconocidos como «cristianos viejos», a la vez que de manera forzada o voluntaria se redistribuyeron entre las islas y perdieron contacto con sus culturas y comunidades originarias. Su apego y adaptación a la tierra favoreció una mayor participación aborigen, respecto a los grupos de origen hispano-europeo, en el mestizaje posterior a la colonización. \"

Si lo recuerdan, se enmendó el porcentaje del genocidio, porque se discutía su veracidad. En realidad, partiendo de una cifra de entre 80.000 y 100.000 habitantes de las Islas en torno a 1393, cuando comienzan las grandes razzias esclavistas, decir que se redujo la población un 89% supone admitir una aportación aborigen de entre 7.000 y 11.000 personas a la primera sociedad colonial de todo el Archipielago en el siglo XVI, unas cifras que la sitúan en una mayoría social clara respecto a las otras minorías colonizadoras.

Las investigaciones genéticas parecen confirman esta aproximación.

La segunda referencia importante a este problema en la ponencia, es la siguiente:

\"Todos los pueblos tienen derecho a la autodeterminación. Ahora bien, ser un pueblo claramente diferenciado no es la condición exigida para el ejercicio de ese derecho, únicamente determina al sujeto que, según Naciones Unidas, ha de ser distinto al del conjunto del estado matriz. En el caso colonial, se admite la diferencia étnica y cultural para determinar si el sujeto de la autodeterminación debe considerarse dentro de la nacionalidad del estado matriz o, por el contrario, constituye una nacionalidad sin estado. Pero este criterio es discutible, porque las circunstancias históricas, políticas, económicas y sociales no se agotan en la cultura o la etnicidad y, de hecho, esa determinación incentiva el conflicto étnico si no se contempla en sentido amplio sin excluir los otros criterios. En el caso de Canarias, en los capítulos I y II de esta Ponencia hemos trazado someramente cómo ha de entenderse la diferenciación del pueblo canario respecto a los pueblos ibéricos y, por supuesto, de esta evolución se desprende que efectivamente nos encontramos ante un sujeto de autodeterminación en los términos exigidos por el derecho internacional. Nuestra comunidad de nacimiento es, en efecto, étnicamente diferente por su origen, pero su originalidad se encuentra en el hecho de haber evolucionado de forma sobrevenida a la conquista y colonización, a través de un intenso mestizaje en condiciones de coerción, aislamiento y escasez.
Al situar el origen del pueblo canario en una comunidad sobrevenida, esto significa que la independencia no constituye un acto de devolución de soberanía a los aborígenes y, consecuentemente, no está en función de la pervivencia étnica aborigen -cuyo estudio científico no debería estar guiado principalmente por móviles políticos. Por otra parte, sería una contradicción flagrante entre la estrategia de liberación nacional y la estrategia de liberación social emplear el argumento étnico como fundamento de la opción política del MLNC, puesto que el pensamiento democrático no admite que pueda existir una base natural como principio discriminador de una política legitimada y, por tanto, ésta no puede invocarse ante el derecho interno ni ante el derecho internacional como fundamento de una pretensión secesionista, por muy objetiva que sea.\"

Y al final de esa frase puse una nota que no debería pasar desapercibida:

\"“En la política no existe ninguna base «natural». No existe en la humanidad ninguna unidad cultural o de cualquier otro tipo no político que podamos considerar como la verdadera base de una política legitimada. Aceptar eso sería como abolir la autonomía y los límites de la política. Comprender que el nacionalismo no surge de la nación, y que se trata de una forma específica y efectiva de política que sólo surge bajo ciertas condiciones políticas quizá pueda ayudarnos a precavernos contra la idea de que en el estado legitimado exista una base natural que se encuentra más allá del ámbito público” (John Breuilly).

Otras dos citas

\"Otrosí, muy poderosa Señora, en esta dicha isla [Tenerife] ay seiscientas personas e mas guanches, naturales de la dicha isla, en que avrá doscientos hombres de pelea, poco más o menos, y la estada e bevienda destos en la dicha isla no a sido ni es provechosa al servicio de Dios ni de vuestra Alteza ni al bien común de la dicha isla, salvo muy dañosa [...]

[...] y demás desto muchos esclavos guanches que se huen [huyen] andan alçados cinco o seis ñaos entre los libres, porque como todos son de una nación y biven en los canpos e sierras acójense y encúbrense unos a otros y esto háçenlo tan sagazmente, de más de ser la tierra aparejada para ello, segund los barrancos e malezas e cuevas y aspereças que no se puede saver sino por presunciones. Especialmente por que es jente que aunque unos a otros se quieran mal encúbrense tanto e guárdanse los secretos que antes morirán que descobrirse y tienlo esto por honra y este estilo tenían antes que la dicha isla se ganase y todavía se les a quedado, pues saverlo dellos por tormentos es inposible aunque los hagan pedaços, por que jamás por tormento declaran verdad y por ser de esta condición e manera es gente muy dañosa.\"

[Solicitud del Cabildo de Tenerife a la Corona para la expulsión de los guanches, septiembre de 1513.]

Nota del editor: Ya en 1513, se entendía por guanche a quienes aún conservaban las costumbres antiguas, a quienes seguían llevando la resistencia étnica, no a la generalidad de los naturales.

\"Es indudable que, en las islas, especialmente en La Palma, La Gomera y El Hierro, pero también en los montes de Tenerife y en los valles de Gran Canaria, el pueblo aborigen ha perdurado en una proporción bastante más elevada de lo que normalmente se cree. La comparación del español de Canarias con el de la Península lo demuestra claramente. La forma alargada de la cabeza y la cara, el color del pelo, frecuentemente castaño y rubio, las largas extremidades, y una fisonomía familiar, que recuerda más a los vascos o bretones que a los romanos, son indicios de ello; pero, aun así, de menos peso que el carácter, totalmente diferente. El canario es sensible y lleno de comprensión hacia los deseos ajenos, servicial, extravertido, charlatán, pacífico; libre de cualquier exageración, en cuanto al sentido del honor, y de toda tendencia bélica; libre de pasiones políticas y de cualquier actitud violenta o, incluso, sangrienta; le es ajeno todo deseo de revoluciones o pronunciamientos. En cambio, prefiere la vida natural, es amigo de las plantas, las conoce todas por sus nombres y, donde puede, se rodea de ellas; es casero, con muchos hijos, nada arrogante ni orgulloso. El isleño reúne una serie de características que faltan en el resto de los españoles, que se singulariza por tener las contrarias.

Nota del editor: lo siguiente es comprensible por el aplastamiento étnico y la situación colonial, luego es reversible, más aún, necesario, para plantear un nuevo escenario de conflicto.

En cambio, al isleño le faltan el ardor y la energía, la obstinada tenacidad y el estoicismo que se advierten en el peninsular. El isleño es de materia blanda, y sus carencias parecen ser más bien las de un carácter débil que las de uno fuerte. Si se aparta en pequeñas cosas de la verdad, es más por cortesía que por interés. No obstante, aun así, la historia demuestra que defiende su patria con heroísmo.\"

[Herman Chrïst, viajero alemán de fines del siglo XIX].

hideyoshi -

mirare...y consultare.Pero esa preocupación por el número de canarios tras la conquista sobre todo en la zona de Gáldar me suena y mucho. Miraré y prometo contestar en breve. Ten paciencia y a lo largo de la semana que viene aqui mismo te contesto. En cuanto a lo de la miseria pretendia referirme a que la causa primigenia de los flujos migratorios es la pobreza de sus paises que se ve explicada en el propio sistema neoliberal vigente

por culpa de lo mío -

En qué no coincidimos?.Veamos, por un lado,no estoy en desacuerdo con muchas cosas que expresas, tales como que la diversidad no es pobre ni mucho menos.La miseria pertenece a los que no aceptan al otro.Yo también fuí emigrante en su momento y me encontré de todo como en botica.Es una cuestión de principios si aceptas al otro o no.Virando la proa para otro lado me ha hecho mucha gracia eso de mil leches con pedegree.Por cierto te quiero comentar un pasaje de un libro que no sé si lo conoceras: \"Breve noticia histórica de las Islas Canarias\" de un tal Joaquín Blanco. Yo tengo la tercera edición para más señas.En dicho libro y trayendo a colación el tema del mestizaje con pedigree o sin él, siempre me ha llamado la atención un pasaje en el que relata como Alonso Fernández de Lugo pretende alistar en 1492 reclutas para las conquistas de La Palma y Tenerife en Gran Canaria y dice así: \"Alistóse D.Fernando Guanarteme y le siguieron sus cuarente parientes;con el fueron Pedro Maninidra, Pedro Mayor, Juan Dara, o Dutindana, Juan Pascual, Pedro de Hervás, Gonzalo Méndez, Ibone de Armas, Juan Delgado, Pedro Martín Buendía y otros. Esta salida de los insulares en confusa mezcla con los españoles,tranquilizaba al personero Hernando de Porras, que había pedido a los Reyes la expulsión de algún número de canarios libres.Según expresaba en su solicitud, se hallaba la isla tan poblada de indígenas,y tan escasa de españoles,que representaban una poderosa fuerza, capaz de apoderarse nuevamente de la tierra o malograr el fruto de la conquista con su apego al antiguo régimen de vida\".
Conoces algún libro o alguien que se dedique al estudio de ese mestizaje posterior a la conquista?. Es un tema que no por escabroso ha dejado nunca de interesarme.

hideyoshi -

ahi no coincidimos....falta de previsión....puede ser. Pero lo que mas hubo fue racismo y mucho. Yo vivo en Vecindario y esto es la ONU y a mi no me molesta en absoluto....es más creo que me enriquece ir a un supermercado y ver productos de otros paises, ver a gente vestida distinta a mi....yo no quiero que la gente sea como yo....quiero que sea distinta, me complemente y me enriquezca...los canarios si fueramos perros seriamos unos mil leches con pedegree y por eso, porque hemos estado en el otro lado y hemos ido tal y como otros ahora vienen no podemos tener esas actitudes. Mi abuelo fue emigrante...y mi hermana lo es, y no me gustaria que los trataran mal por ser de otro sitio y punto. Un abrazo, puntal y repito gracias que una amena discusión o debate siempre es bueno jejeje

por culpa de lo mío -

Hablando de inmigración, acogimiento y engarzándolo todo con Arucas, permíteme que me quede con la costa aruquense como otra de sus bondades. Sin embargo, a veces, no todo es bueno para el municipio, reflexiona pues lo que ocurrió con la casa de acogida de menores que situaron en una casona grande, preciosa, con unos jardincillos magníficos en una de las traseras de la iglesia. Terminó como el rosario de la aurora.Y es que no había cama pa tanta gente en un acierto más de los que deben gestionar lo público con delicadeza. Al final, logicámente, cierre. Los vecinos, por cierto, no fueron de lo más samaritano que se diga, aunque bien es verdad que es una conducta extrapolable a cualquier municipio de la isla; Nadie quiere problemas como vulgarmente se dice, si no, mira lo que ha pasado últimamente en Santiago de Tunte con una población enervada por la desidia y falta de previsión de los de siempre.

hideyoshi -

Que me gusta un debate interesante, \"por culpa de lo mío\"..y gracias a ti este lo es. De acuerdo con el planteamiento del efecto llamada, que creo que es como se llama a lo que tu amigo planteaba, un efecto muy nombrado y usado por partidos como el PP. Pero no me vale por dos razones:
-La primera la has dicho tú...en el fondo aunque los medios nos la presenten de otra forma, la inmigracion mas presente en la isla esta compuesta por europeos y españoles...y si el argumento en contra son los puestos de trabajo, ellos si que los quitan, pues los inigrantes africanos suelen estar en empleos no tan gratos a nuestros ojos.
-Segunda porque la raiz del problema de la inmigración no está en la acogida ono (algo que por supuesto se ha de solucionar) sino , como dije en el artículo en solucionar el tema de la explotación norte sur....que la emigracion es utilizada por Marruecos y otros paises como arma de negociación....claro!!!! que más les dejamos. Lo que no podemos es seguir queriendo ser los ricos a costa de otros....para datos los de la FAO, menos del 30% de la población del mundo (nosotros) tenemos más del 70% de los alimentos....se derrocha mucho consumimos, consumimos y consumimos....pero podria ser de otro modo....no explotar y sobre todo si los intereses de las empresas no dictaran las lineas de investigación y desarrollo, las politicas y todo en general....

por culpa de lo mío -

Querido Ideyoshi, a fin de cuentas llegamos a la misma conclusión. Si existe una idea y se puede realizar, bien.Si se puede mejorar mejor que mejor. Pero ojo, te voy a plantear un razonamiento que me hizo un amigo con respecto a la inmigración que hizo que retumbaran algunos de mis postulados al respecto. En principio ser solidario con los semejantes que desean sólo y exclusivamente sobrevivir parece un aserto fácilmente asumible desde la perspectiva de un buen cristiano.Ahora imagina una cuestión simple; Pon que el envío de pateras desde Marruecos en su momento, con mayoría de menores de esa nacionalidad, es una simple estrategia del reino alauita para desestabilizar en el futuro a las islas.Por ejemplo, pongamos por caso que la legislación en el ámbito de extranjería admite la posibilidad de que los menores extranjeros en edad laboral, tutelados por entidades de protección de menores, tengan favorecimientos para su integración social.Admitamos que no requiriesen por ende autorización de trabajo en actividades que las antedichas instituciones propongan. Otra posibilidad sería que no se necesitara el estado de la situación nacional de empleo para realizar una oferta de trabajo a menores extranjeros, en edad laboral ,con autorización de residencia, tutelados por dichas entidades, para actividades que a criterio de las mismas favorezcan su integración social una vez acreditada la imposibilidad de retorno con su familia o al país de orígen. Son dos ejemplos muy reales que nos pueden por un lado desviar de la conversación y por otra darnos a entender algunas claves de la situación de los menores no acompañados actualmente en Canarias.Pero bueno, eso es otra historia.
El planteamiento de mi amigo, que es a lo que voy, expresaba que no podíamos dejar entrar a todos los marroquíes que queramos por la alta bondad del pueblo canario.Que podría ser una situación que traería consecuencias futuras difíciles de calcular, pues si estas personas una vez instaladas en el archipielago son capaces de procrear a un ritmo frenético, reagrupar por otro lado como posibilita la legislación a otros familiares y así sucesivamente, nos encontraríamos con un escenario en el que segundas generaciones de padres extranjeros tendrían una proporción de votos que podrían decidir o plantear cuestiones no necesariamente positivas para Canarias. Hasta aquí he tomado el ejemplo de los menores marroquíes, pero no queda ni mucho menos la cuestión circunscrita a los mismos. Es evidente que los extranjeros de mayor presencia en Canarias actualmente son alemanes e ingleses con diferencia.Pero esto también es otra historia.Por lo tanto la cuestión se complica hasta límites insospechados. Estoy de acuerdo con tus intenciones, sin embargo también es cierto que como dices la realidad nunca es blanca o negra, siendo lo más difícil deslindar qué actuaciones debemos ejucutar y cómo y cuáles no.

hideyoshi 3 -

que conste que como anti militar que soy no veo en Gutierres Mellado un santo eh!!!!que se sublevo contra la República y actuo de espia por decir algunos detalles....pero bueno la realidad nunca es blanca o negra....siempre tiene dos caras

hideyoshi 2 -

esto como se reflejo en nuestra sociedad canaria??? pues del mismo modo....a ese anticlericallismo radical (con causa o sin ella) que ha hecho que decir hoy en dia que eres católico esté muy mal visto....piensan que eres del opus,o que sigues todas las directrices del Papa...y les recuerdo que ni en el mismo clero estan todos de acuerdo con el....pero ellos, en muchos casos deben voto de obediencia y callan, pero la Iglesia (clero y creyentes) es un reflejo de la sociedad misma y en ella hay gente muy facha y muy abierta...como en todos lados. pero acerca de la hipocresia y de la falta de conciencia de clase y las modas ya escribiré otro artículo. Lo quequedó claro tras la Transición fueron dos cosas que el régimen neolliberal continuaba y se expandia y con él un capitalimo salvaje.....y que todo rejo de algo que recordara al pasado (Iglesia y ejercito estaba mal visto)....yo soy antimilitarista per se....pero tambien sería negar la realidad la importancia que movimientos como la Union Militar Democratica o el mismo Gutirrez Mellado tuvieron dentro de la Transición. Aparte de creencias o no, cosa que estimo que es personal y que cada uno debe decidir, lo que planteo en un NO a la hipocresia, un SÍ a ayudar al que lo necesite y un SÍ a cualquier idea que sea buena y no negarnos porque sí, el cristianismo, el marxismo,etc son ideas buenas, incluso el capitalismo planteado como lo hizo A Smith en su \"investigacion de la naturaleza y causa de la riqueza de las naciones\"1776 no era malo...lo es la forma en la que lo aplican a veces las personas...porque nos equivocamos y mucho....La cosa está en aprender de los errores y no reorientar estos en beneficio propio (neoliberales) Un abrazo y perdón por el discurso.

hideyoshi -

Por culpa de lo mio: tienbes razón que tras el revanchismo de la II República (en la que se hizo cosas a mi juicio normales como eliminar la religión de forma obligatoria en las aulas, siendo esta optativa y que no puntuara; separar la religión del Estado...etc) cosas que a mi juicio se hizo de forma torpe, pues la pomposidad por el aire de revanchismo creo más enemigos que adeptos en una España eminentemente rural. Todo ello dotó de un aire de cruzada al golpe de estado de franco(perdona pero a el bush y algun otro no les pongo la mayúscula). Encima la Iglesia torpemente,pues lo de franco se sabia con fecha de caducidad, se alio de forma energica con el Régimen, además sólo se vino a separar a partir del Concilio Vaticano II (Juan XXIII...vuelve jejeje) y ya en los ultimos años con hechos como la condena a muerte a determinados presos. Ya era tarde porque esa España católica que tenian lo había sido a base de obligaciones y un plato puede gustarte y ser bueno....pero que te lo obliguen a comer jode. Además el clero mas adeppto al régimen fue sobre todo opusiano y eso se notaba en el tipo de religión que se ofrecia...lejos del Concilio Vaticano II y la tolerancia que irradiaba.

Por culpa de lo mío -

Precisamente y casi sin querer, en este aspecto de la inmigración como en muchos otros, das en el clavo con tus comentarios. Pero permíteme que sea un poco puntilloso y te complemente. Si bien es cierto que respiramos en una sociedad de corte cristiana, no los es menos que existe un proceso de inversión en ella importante. Me explico; Es evidente que la sociedad canaria pasó como toda España por una etapa de autarquía, cerrojo que no fue sólo económico, también social, de pensamiento y así un largo etcétera que no es necesario ahora relatar.El fin del Franquismo si bien lento, fue seguro y los tiburones pasaron a posicionarse y dominar el escenario económico y político. Ello se trasladó en un dominio feroz de la idea del capitalismo sobre cualquier otro pensamiento posible. Las consecuencias exacerbadas las estamos experimentando a día de hoy.
Que quiero decir con todo esto, pues bien, que esa hipocresía de la que hablas, no es más que la contradicción en la que está sumida nuestra sociedad.Por un lado fuimos emigrantes, por otro rechazamos lo que hoy viene de allende los mares. Ese miedo a lo que llegaba por mar es una más de nuestras pertenencias. ¿ Qué hacer ?. Ser pragmáticos y sobrevivir como nos impone el sistema mundial o bien asumir una ética de centurias que también, no lo olvides, fue impuesta. En esa tesitura se encuentra nuestro pueblo y nuestro país por ello llora.A cada uno corresponde hacer la reflexión y actuar en consecuencia a todos los niveles.

hideyoshi -

Creo que tienes razón...pero a medias. Las palabras deben de ser refrendadas en los hechos o sólo quedan en buenas intenciones, de acuerdo. Pero son las ideas, expresadas en palabras las que sirven de soporte ideológico a los actos, la que nos muestran y dan coherencia al guión de los acontecimientos, las que dan un sentido al camino cuando este está aún en medio del tunel....pues nos descubren su destino. Un abrazo

sergio -

Estoy de acuerdo con lo que dices,como pusiste arriba \"alguien vale lo que vale su palabra\" pero creo que las palabras no son más que eso,y deben demostrarse con actos y hechos por eso hemos de hecharles una mano a los que lo necesitan al igual que a nosotros nos la hecharon en su dia.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres