Blogia
Trapera

AGÜIMES

(Por Agustín Bethencourt)

Escribir sobre un lugar que amo tanto no es nada fácil. Me veo cayendo en el sentimentalismo y escribiendo tópicos. Pero, qué se le va a hacer. Un día me enamoré de este pueblo y de su gente, que me atraparon ya para siempre. Pueblo, digo. Y conscientemente. Agüimes tiene las dos almas que encierra la palabra pueblo. La de saber conservar las tradiciones y sentirse orgulloso de ello. La de estar abierta al diálogo y a mostrarse en el contraste con toda la seguridad que da el conocerse.

Hace cuatro años, paseando por una calle cercana a los Jardines del Patriarca, en Moscú, reparé en una pequeña escultura que representaba una cigüeña. Enseguida me transporté miles de kilómetros y me vi paseando por las calles del casco de la Villa, con sus esculturas habitantes de un espacio urbano y rural al mismo tiempo, que parecen haber estado ahí toda la vida.

Son tantas anécdotas… No olvidaré en mi vida una relacionada con una escultura que hay en la Plaza de Nuestra Señora del Rosario, la llamada “Mariquilla la de los chochos”, si la memoria no me engaña. Esa escultura, obra de Francisco Suárez, representa a una señora que años ha se sentaba en la plaza a vender chochos y golosinas a los niños que por allí pasaban.

En uno de los muchos días en que paseaba por el casco (en lo que recuerdo como una hermosa etapa de mi vida: mi paso por Radio Agüimes) me encontré a una joven observando la escultura. Cuando me acerqué un poco noté que tenía los ojos vidriosos. Me miró y me dijo: “Hacía como que no se daba cuenta. Pero ella sabía que le habíamos cogido un manojo”. He de reconocer que la emoción contenida de esta muchacha me impactó mucho. Pero es que apenas unos minutos más tarde, pasó un coche junto a la plaza y el conductor, con una gran sonrisa, gritó: “¡Adiós, Mariquilla!”. Y ahí ya sí que no pude evitar que se me pusieran los vellos de punta. Un pueblo dialogando con sus vecinos (incluso con los que ya “se han ido”) a través de sus esculturas.

Sí. Agüimes es ya con todo derecho un museo al aire libre. Pero no un museo a la europea que nos atestigua cómo vivieron los más adinerados hace doscientos o trescientos años y quién pintó o esculpió para ellos. No. Es un museo cuyas esculturas están en permanente diálogo con los presentes viandantes y con los futuros adultos que juegan ahora junto a ellas.

Si hacer un catálogo (siquiera breve) de todas las esculturas que pueblan el municipio no es el propósito de este artículo, no es menos cierto que siempre que rememoro mis paseos por Agüimes acude a mi mente el monumento a la música. Subir por la Calle Moral y escuchar los acordes orquestales que transpira aquella hermosa mujer, rodeada por los versos de Orlando Hernández, es una sensación que me arropa todavía unos años después y que me acompañará de seguro el resto de mi vida. No he conocido nada igual en ninguna de las ciudades que he visitado en Europa y América. Un monumento a la música que sea música monumental. Con el paso de los años –pensé esto por primera vez, cuatro años atrás paseando por una calle de Moscú- me reafirmo en mi idea de que Agüimes es una villa monumental única en el mundo.

Y esto por no hablar de su arquitectura, del cariño que allí me han brindado… Pero, bueno, esto será objeto de otro artículo, que bien lo merecen Agüimes y sus gentes.

Si me despidiera sin mandar un abrazo a todos mis amigos allí, no me lo perdonaría. Si lo hiciera sin recomendar a todos (los que viven en el Archipiélago y los que no) que paseen por lo menos una vez en su vida por las calles de esta hermosa polis, sería un egoísta. Así que vayan en estas últimas palabras abrazo e invitación para propios y forasteros.

14 de septiembre de 2004.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

20 comentarios

Bethencourt -

Muchas gracias a todos por sus comentarios,que me hacen aprender tanto y un saludo muy afectuoso.

Aguayro -

A mí personalmente Agüimes me parece muy bonito y agradable para vivir e ir de visita, pero no sé por qué la idea de pueblo-museo no me atrae mucho ¿por quéy para qué museo museo? y, por otra parte, han puesto una normativa nocturna que tampoco me hace mucha gracia ¿control por qué y para qué?

Pelicar.Drago -

Tuve la satisfacción de visitar Agüimes en 2 ocasiones,y en una de ellas acompañado por el amigo Bethencourt que me sirvió de Cicerone.Con el corazón en la mano tengo que decir,que me impactó el casco antiguo observando cómo están plasmadas en ese circuíto callejero nuestras costumbres canarias más arraigadas.Fue una tarde espléndida,rematandola con unos cafecitos en el hotel (cuyo nombre no recuerdo ahora),cerca de la plaza.Yo no sé còmo se llama el alcalde,ni sé si es viejo o jóven ni tampoco su ideología política,pero ya lo quisiera yo para mi pueblo.Así que "Chapeau" por su generosidad y sensibilidad por colocar todas esas esculturas que parece que aún conviven con el pueblo.En otra ocasión que estuve en Gran Canaria,recibí una invitación de mi hijo para dar un paseo en coche,mis primeras palabras fueron:¿ Por qué no vamos hasta Agüimes?.Y otra véz hice el recorrido anterior,observando con más detenimiento cada una de las esculturas sobre todo la de "Mariquilla la de los chochos",el burro,etc.Termino diciendo que si me pierdo en Gran Canaria,que me vayan a buscar a Agüimes.
PD.En este momento entra la "Profe" de Lengua y observa en tu artículo una "Rata de Imprenta" (Bello x vello).
Como dice Hideyoshi,un abrazo para ti y otro para la "Niña".

magacin66 -

(continuación del post anterior)

(y) 3. Igualmente, creo que se ha interpretado mal una frase que yo puse en ese primer comentario (no me importa asumir que a lo mejor haya sido mal escrita, aunque no lo creo así). La frase en cuestión es “y como no quiero que se vuelva protagonista de este artículo y, alomejor porque tampoco iba a salir tan bien parado como lo han pitado, omito mi opinión sobre él”. Bien, cuando digo “omito mi opinión sobre él” (sobre el alcalde de Agüimes) no es porque pueda salir mal parado sino porque en ese momento que escribí la frase (hace dos días) no quería que ese señor se volviera el protagonista de tan magnífico y bonito artículo. En cuanto a “alomejor porque tampoco iba a salir tan bien parado como lo han pitado” lo decía porque de convertirse dicho señor en el protagonista de este artículo, seguramente podrían surgir, como político que es, comentarios no tan halagadores como los descritos por Perera.

magacin66 -

Queridos Bethencourt y Perera.
1. Lo único que intentaba reflejar en mi primer comentario era mi extrañeza de cómo Perera, desde mi punto de vista y, por supuesto, con todos mis respetos, creía que había aprovechado un artículo dedicado a esa bonita localidad llamada Agüimes, contado desde un punto de vista de la añoranza, creo entender, por parte de Bethencourt, para meter unos comentarios acerca de un Alcalde y un partido político, que no venían al caso pero, que como dije y creo haber dejado claro, los respetaba. Incluso, ahora, creo entender el por qué los metió cuando afirma en un comentario posterior que “Agüimes es resultado de su pueblo, pero también de quien lo gobierna”. Pero bueno, en aquél momento, no entendí a qué venía esos comentarios sobre el alcalde.
2. (A Perera:) Efectivamente, a mí me pasa mucho cuando escribo, que sin darme cuenta meto esas coletillas como “en mi opinión” y otras de ese estilo, cuando no son más que una reiteración, ya que se sabe que cuando uno está hablando sobre algo, lo que hace es estar opinando. Pero cuando tú dices “¿por qué no decir lo que hay?” suena a todo lo contrario, a querer imponer lo que tú piensas como una verdad universal. Así es como yo interpreté esa frase, parece que, según tú, equivocadamente.
(continúa en el siguiente post)

perera -

No sé, Magacin66, creo que uno opina, y no hace falta decir "es lo que pienso", porque lo digo yo, y está de más decir que es lo que opino yo. Y por ahora la que dije sigue siendo mi opinión. En fin... Espero que Elena, o tú, o quien sea, diga algo en relación al susodicho (o mejor, como decía más arriba, en relación a Roque Aguayro): no hay maneras de abrir cabezas sino diciendo lo que uno sabe, que quizás otros no sepan. Me creo dis-puesto a aprender y conocer cosas nuevas, pero si no se dicen... Por cierto, no conozco a ese señor sino de la prensa y la tele; y algo por lo que huelo en su pueblo y su forma de trabajar. Viéndolo desde fuera del pueblo, claro está. Saludos.

Toñi -

Felicito la exposición que ha hecho Bethencourt acerco de Agüimes. A mí me transmite amor y respeto hacia su tierra. Saludos.

Elena (2) -

Como decía, incluso creo que Bethencoirt se quedó corto. Esa traida del gofio, esos carnavales de antes, esa vará del pescao, ese viento de mayo a octubre, y esa gente tan cercana...
Todo eso y mucho más, nos llevó a elegir el municipio como residencia, y teníamos claro que iba a ser el lugar donde crecieran nuestros hijos (bueno el único que tengo).
Ahorta ya no vivo allí, por eso me ha entrado añoranza al leer tu escrito. Una de las principales razones por las que me fui de allí (aunque es verdad que no la única) es precisamente por el otro debate que ha surgido en este artículo: el alcalde. Como magacin creo que este artículo no merece la pena ser estropeado así qeu prometo que dedicaré uno exclusivo a contarles mi opinión, es más mi vivencia al respecto de ese señor.
Es más imagino que igual, el Prf Ruano, Perera o el mismo Bethencorut, pueden tener algún tipo de relación con él. Los emplazo a que cuando yo les cuente (para lo que tengo que pedior permiso a otras personas) le inviten a que lo lea y si tiene ganas se defienda. Eso será pronto, prometido

Elena -

Se desculega una de trapera unos dias y mira todo lo que se pierde. No sólo conozco Agüimes perfectamente, he vivido sus fiestas, he pseado por sus calles, por su maravillosa playa de Arinaga, he departido y convivido con la gente del lugar sino que además y sobre todo, en la partida de nacimiento de mi hijo pone: natural de Agüimes.
Estimado Betehcourt, me parece exquistio tu artículo, a mí también me trae gratos recuerdos. Cuando decidí emanciparme y motar mi primera vivienda, elegí Agüimes para hacerlo.

Bethencourt -

Querido Magacín, con todos los respetos. Echo de menos en tus comentarios tu opinión sobre cómo se está gobernando en Agüimes. No entiendo cómo podemos debatir cuando se siembra la sombra de la duda con ese "a lo mejor no sale tan bien parado", pero luego no se aportan ningún dato ni opinión concretos.

Un abrazo.

magacin66 -

Perera, dices "pero ¿por qué no decir lo que hay?"
No me impongas nada, hombre! "Lo que hay" para tí no tiene que ser "lo que hay para mí"... y menos en política, que es el campo más subjetivo e interesado que existe.
¿No crees que deberías haber dicho "pero ¿por qué no decir lo que pienso?"?
En este caso mi respuesta es "por supuesto", ya lo dije en el post anterior: "cada uno es libre...."

perera -

Querido Magacin66, no es que hable de él..., pero ¿por qué no decir lo que hay? Quizás no es él, quizás sea su grupo político, pero ha dado un rumbo (aunque sea visual) al pueblo, que no ha dado nadie en ninguna comunidad de Gran Canaria; o de Canarias. No seamos más papas que el papàs, y digamos lo que hay. Se ha aliado con Bañolas, de Guía, dentro del grupo crítico de Coalición Canaria; pero las cosas como son: Bañolas no le toca ni las suelas al rumbo que lleva Agüimes. Pues sí, fíjate tú, en este caso la clase política no actúa tan malmente, y hay que decirlo. Agüimes es resultado de su pueblo, pero también de quien lo gobierna

hideyoshi -

despues de tantas cosas dichas de Agüimes poco puedo Cuesta. Para cualquiera que haya pasado años alli, que conozca a su gente, que haya paseado por sus calles (uno de los cascos historicos más bonitos para ir de noche), vivido la bajada del gofio o cualquier otra de las fiestas del municipio, o haya subido al Aguayro y a los letreros de Balos...es imposible que,si tiene alma, no se enamore de Agüimes...Un abrazo a nuestro corresponsal en Moscú...se le echaba de menos. Un abrazo tambien para tu niña

magacin66 -

La verdad es que este artículo me ha gustado mucho porque refleja ese ambiente especial que tiene el casco de Agüimes. No soy de allí, pero sí he estado en muchas ocasiones y he paseado por sus calles.
He de decir que ese encanto especial se acentúa por la noche. Recuerdo de forma especial las veces que acudí a sesiones de teatro y de cuentacuentos.

Por otro lado, creo, por supuesto, que cada uno es libre de expresar lo que quiera y cada uno tiene su propia opinión sobre las cosas y sobre las personas. Pero creo que el artículo de Bethencourt no da pie en ningún sentido para hablar de ese Alcalde "tan chachi" que tiene Agüimes y no comprendo para nada qué viene hablar de él... y como no quiero que se vuelva protagonista de este artículo y, alomejor porque tampoco iba a salir tan bien parado como lo han pitado, omito mi opinión sobre él.

perera -

Hablas de los testimonios escultóricos de la gente del pueblo... Bueno, ahí tienes a los popes del arte diciendo del folclorismo de este núcleo humano con sus esculturitas... Ojalá todo pueblo diera esto a cada una de las personas más o menos significativas de su pueblo. Y "significativo" puede ser, por diferentes circunstancias, el de la tienda de la esquina (que seguramente ayudó -fio- a muchos cuando más lo necesitaban). Y no sólo ese gran artista o político internacionalmente conocido, que quizás no es conocido ni por la mitad de la gente del pueblo concreto.
Llevo pidiendo hace dos años el nombre de "Manuel González Sosa" (uno de los mejores poetas de la segunga década del XX en Canarias, natural de Guía) para la biblioteca del I.E.S. GUÍA, y no se consigue. Ahora se ha inaugurado en este pueblo una atractiva "Casa de la Cultura" que, al parecer, iba a recordar a este señor (todavía vivo): y, al final, nada. Y sí le dan memoria, en una de las salas, a "Pepe Dámaso", nombre -en mi opinión- bastante discutible en el contexto del pueblo en el que estamos, sobre todo porque podrían haber sido otros. Ya sabemos del retumbo que tiene este artista, socialmente hablando; cosa rara, por otro lado, en nuestro contexto cultural canario).
En fin, viva Agüimes y sus gentes, vivas o muertas. Saludos.

perera -

Para empezar, un cercano saludo al señor Bethencourt, en este agrado de volver a saborear sus palabras, siempre pertinentes y, como en este caso,atrayentes.
Sí, como dice el profesor Ruano, me gustaría hacer mención de su alcalde. Que lleva no sé cuántos años, demasiados... Sí. Pero, sea como sea, demuestra un talante y una palabra dignos de reseñar. Me refiero, sobre todo, a sus artículos y manifestaciones en la prensa u otros medios de comunicación, extraños en el ambiente político en el que vamos estando. Por ejemplo, hace unas semanas publicaba varios textos poniendo un gran punto nítido sobre una "i"; me refiero a sus textos críticos contra varios de los periodistas carcas del diario La Provincia-Diario de Las Palmas, y sus opiniones "sorianas". Y esas citas que introduce... que no parecen para quedar bien, sino que vienen al hilo. No sé, es algo que se respira lo diferente de este señor alcalde uno de nuestros pueblos, y supongo que del grupo político al que pertenece; del que (por cierto) se puede ver su historia en la página que tienen en internet: muy interesante. Hablamos, por si alguien no lo sabe, de Roque Aguayro.
Y lo que dice Tinito Bethencourt, esa es mi impresión cuando paseo por sus calles, y la otra poca impresión que también tengo de alguna colaboración en su radio y su televisión. Porque tampoco conozco mucho más: por eso digo "impresiones".
Ojalá esta senda la siguieran otros pueblos de Canarias.

prof. Ruano -

Estimado Bethencourt, mientras leía su enjundioso artículo, pletórico de elementos intrahistóricos, me preguntaba en qué lugar del mundo se encontraría Agüimes. Enseguida empecé a situarme, pues si se hallaba a miles de kilómetros de Moscú y con tal terminología sólo podía ser en la América hispanohablante o en Europa occidental; pero si es un archipiélago...a ver: Agüimes, Guímar, Guanarteme, Guasimeta, chochos...Esto me suena que está en las Islas Canarias. Si tiene esculturas dedicadas a sus personajes populares, sus calles parecen las de una villa-ciudad de una modernidad antigua y,además, su alcalde -se deduce- es de lo mejor que hay en Canarias, seguro que se está usted refiriendo a la Villa ex-episcopal de Agüimes, en la Isla de Gran Canaria. ¿Me equivoco? Un abrazo.

Gran -

Grancanario -

Nuestro amigo y más que amigo Bethencourt, nos ha transportado hacia la parte poética de Agüimes, cosa que yo me veo incapaz de mejorar. Primero por el conocimiento en el día a día que él tiene de la Villa y segundo, porque cuando algo sale del corazón, es inegociable. No?
Es por todo lo anterior y también por deformación de algún tipo, que me gustaría añadir, aunque muy lejos del mensaje poético que hemos leído, pero a la vez, en sintonía con él, que Agüimes, a nivel económico y empresarial, está desarrollándose de una manera impresionante a través de su afamado Polígono Industrial de Arinaga, pero a la vez de una manera completamente limpia, evitando todo negocio que pueda traer contaminación al municipio sin descuidar su desarrollo. Hoy día, en que olvidarnos de Don Dinero es muy difícil, es completamente elogiable, que se haya optado por desarrollar la zona, de manera que no "nos" lamentemos el día de mañana por el pan para hoy........ y el resto ya lo conocemos todos.
Bien. Sólo quería añadir algo a un artículo que, como dije antes, me parece que sale directamente del corazón y que es la mejor manera de dar a conocer lugares hermosos de nuestra isla.
Saludos a todos

Bethencourt -

Aunque no es costumbre (y hasta feo está) que el primer comentario sea del autor del artículo, valga esta excepción para agradecer a Elena y a Magacín su ayuda. Efectivamente el problema que me impedía colgar mis artículos estaba en mi antivirus, Norton él para más señas.

Un abrazo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres