Blogia
Trapera

ELLOS SEGUIRÁN VINIENDO, COMO NOSOTROS FUIMOS

ELLOS SEGUIRÁN VINIENDO, COMO NOSOTROS FUIMOS

Por Hideyoshi              

   El tema de la inmigración a las Islas es un tema con muchos giros posibles en los que no cabe un blanco o negro. Hay que englobarlo en un contexto primeramente, un contexto claro como es la dicotomía entre Norte rico y Sur pobre que plantea la Globalización. Un contexto que ya de por sí hace que en los países de origen de la emigración se produzcan varios factores:

   a)     La visión del Norte como un lugar idealizado en el que lograr oportunidades que en sus países no encuentran y que hace que muchos se lancen a la aventura y con ella muchas veces a la muerte.

   b)     La creación de diferentes mafias que juegan y se lucran con el tráfico de personas y con las ilusiones de mucha gente.

   c)     La pobreza del Sur se plantea en un sistema como el de la Globalización como un mal necesario si queremos mantener nuestro estatus de vida ( lo que se hace a fin de justificar las políticas mantenidas por los gobiernos occidentales y el consumismo vigente en nuestra sociedad)

   d)     La utilización de los países de origen del fenómeno de la inmigración como una baza a fin de obtener ayudas o ventajas. Lo cual desde los informativos occidentales es reflejado como un hecho negativo y que, sin entrar a valorarlo es la única salida por la que el sistema neoliberal deja un respiro a los países del sur.

           Por otra parte hemos de tener en cuenta el punto de vista desde nuestro  archipiélago y con ello detenernos y analizar que el problema de la inmigración comenzó a ser un grave problema en nuestras Islas a raíz de la nueva ley de extranjería propuesta por el gobierno del PP, si bien es describir la situación con excesiva simplicidad todos estarán de acuerdo en que anteriormente el problema era más limitado y localizado (no por ello menos importante). Y la  mayoría de los emigrantes ilegales llegados a nuestras Islas lo hacían con el ánimo de lograr los papeles necesarios a fin de pasar a España o a Europa. Pero con la nueva ley de extranjería el territorio isleño se convirtió en una especie de fonil en el que se apelotonaban miles de desesperados en busca de un futuro mejor.

         Además hemos, y espero que no suene a tópico, de recordar nuestro pasado y que, no hace tanto, éramos nosotros los que íbamos a la parte continental de África o cruzábamos el Charco. Y no nos engañemos con la socorrida frase de que era diferente, cuando la cosa  empezó a no ir tan bien un emigrante fue, como en todas partes, persona non grata. Lo único que diferencia nuestra emigración de esta es que al cruzar el Charco nuestro idioma, ropas y color de piel era el mismo del de las poblaciones locales….algo que a muchos parece repeler de la actual emigración.

         El territorio insular tiene un límite…eso es cierto. Pero no lo tiene a caso también para la especulación del suelo y para el turismo (que con el todo incluido cada vez deja menos beneficios). 

         Las ayudas, como las que pide Adán, son necesarias….pero no son sino parches que no hacen sino ocultar la verdad….mientras la relación Norte Sur no cambie….ELLOS SEGUIRÁN VINIENDO, COMO NOSOTROS FUIMOS.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres