Blogia
Trapera

El mundo ante el cenit del petróleo. Parte 9: El lado amargo de la "Era del petróleo"

El cenit del petróleo puede marcar el comienzo del fin del período en el que un tercio de la humanidad ha podido disfrutar de unos niveles de consumo material y energético muy superiores a los de cualquier época anterior. Pero esta extraordinaria etapa de la Historia también se habrá caracterizado por una tremenda y creciente desigualdad en los niveles de consumo y de oportunidades entre unas y otras regiones. Si bien las facilidades en los transportes y la liberalización del mercado mundial posibilitaron la especialización de las áreas productivas de todo el planeta y un fuerte incremento de la producción y del comercio a nivel mundial, dicha situación favoreció en especial a las grandes empresas multinacionales de los países occidentales, cuyo poder en todo el mundo fue en aumento. Las multinacionales fueron haciéndose con la explotación de los mejores recursos de cada parte del planeta, ocupando las mejores tierras para cada tipo de cultivo e imponiendo a los gobiernos locales las políticas más favorables a sus intereses, sin tener en cuenta sus efectos sobre las poblaciones y el medio ambiente.

La situación mundial de principios del siglo XXI, en pleno auge de la "Era del Petróleo", dista de ser ideal, con multitud de problemas globales, tales como la superpoblación y la excesiva ocupación de espacios -lo que conlleva un incremento de las catástrofes humanitarias debidas a fenómenos naturales-; el deterioro medioambiental generalizado -efecto invernadero, deforestación, desertización, contaminación de ríos y mares, disminución y agotamiento de recursos básicos como los pesqueros, las tierras fértiles y el agua potable, extinción de especies, pérdida de biodiversidad, desaparición de bosques y de ecosistemas, disminución de la capa de ozono, incremento de los residuos tóxicos y radiactivos, etc.-; las migraciones a gran escala, la tendencia al modo de vida urbano –lo que conlleva la pérdida del contacto con la Naturaleza, de los conocimientos tradicionales y de las culturas integradas con el medio ambiente-; el crecimiento desmesurado de las grandes ciudades, el terrorismo internacional, etc.

Pero no sólo eso: en muchas regiones del planeta el agotamiento de los recursos locales, la construcción de grandes presas e infraestructuras a beneficio de las multinacionales extranjeras, las extracciones mineras, el recrudecimiento de las guerras, las represiones por parte de regímenes dictatoriales, las sequías y los desastres naturales, la ocupación de las mejores tierras por las grandes empresas, la contaminación generada por industrias que en los países desarrollados incumplirían las leyes medioambientales, la mecanización de la agricultura, el desplome de los precios agrícolas por la globalización del mercado mundial, la carga de la deuda externa, etc. han ido deteriorando las condiciones de vida de sus poblaciones, que se han visto privadas de sus medios de vida.

Estos problemas continúan agravándose hoy en día y pueden empeorar a medida que se sigan incrementando los costes energéticos y el cambio climático se vaya manifestando con mayor claridad. Son también la causa de que millones de personas queden sin más opción que hacinarse en los suburbios de las grandes ciudades de muchos países o tratar de emigrar a Occidente de cualquier manera.

== == ==

["Informe sobre el Cenit de la producción mundial de petróleo" realizado por Fernando Bullón Miró en octubre de 2005 para AEREN (Asociación para el Estudio de los Recursos Energéticos) y publicado por Crisis Energética]

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres