Blogia
Trapera

LA PRIMAVERA........

Por Hideyoshi
Yo de toda la vida he oído decir que: “La primavera la sangre altera” y la verdad es que es un dicho al que nunca, hasta este año, le había pegado demasiado tino…..Es verdad que escuchaba, una y otra vez, que era época de suicidios, cambios de humor y depresiones, cosas todas ellas tendrán una explicación lógica y sencilla desde un punto de vista científico pero que yo me negaba a creer que estuvieran recogidos en la popular sabiduría.
Pues, para estarme calladito, me han tocado dos tazas del caldo…bueno tres. Mujeres de mi entorno a las que no sé si el excesivo tiempo, el afán de pensarlo todo una y otra vez o yo qué sé… le han llevado a estar inmersas en una depre(cada una con la suya claro).
Reconozco que se trata de una enfermedad que me asombra y a la vez no logro comprender, no entiendo como alguien que lo tiene todo de repente puede encontrarse vacío, como le invade un estado de inseguridad, ansiedad, apatía, constante cuestionamiento de las cosas,….no lo entiendo. Yo reconozco que soy optimista por naturaleza, cualquier palo de los que en la vida me he llevado, y van unos cuantos, trato de encontrar una enseñanza o simplemente que me curtan…el ver a gente cercana en este estado me mata. ¿Cómo hacer ver a alguien lo equivocado que está viendo de un color negro la realidad?,¿qué hacer?, ¿dónde está el límite entre el apoyo y el agobio? No sé…cuando veo a esta gente así, mi mente se sacude y mi alma oscila entre la pena, la rabia y la impotencia.
Mucho dudé en realizar este artículo, ¿a dónde iba yo contando estas intimidades? Pero el sentimiento de falsa privacidad y soledad que da el ordenador me engatusó para dar este electrónico grito en el vacío…las dudas que fluyen por mi mente y emponzoñan mi alma hacen que un nudo en la garganta me vaya bajando hasta, con un temblor, oprimirme el pecho….¿qué tipo de mundo creamos en el que el ser humano se siente sólo y padece estos problemas cada vez más asiduamente?.... sólo nos queda una cosa…PACIENCIA
Perdonen por la incoherencia y pobreza de lo escrito…pero quería soltar lastre. Un abrazo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

9 comentarios

Rogers -

Hideyoshi:
Tomando las palabras del profesor Ruano, eres efectivamente una persona muy valiente por tocar el tema de la depresion en publico, cosa que no todo el mundo se atreve a hacer. Me alegro de que se vaya solucionando.
Saludos

Profesor Ruano -

Gracias, Hideyoshi, por asig-narme el "sis doctor" que no poseo. Me jubile' como catedratico de Instituto a comienzos de este milenio. La oferta, sin que ello sig-nifique demerito alguno para ninguna profesion, sigue en pie. Nunca es tarde si la recuperacion es buena. Un abrazo.

hideyoshi -

gracias doctor Ruano, por suerte o para mal mi gente siempre ha estado rodeado de dos profesiones: profesores y médicos (por situaciones laborales en ambos casos) y por ahí estamos tocando y la cosa va saliendo. Un abrazo y si necesito le tomo la palabra

Profesor Ruano-2 -

Cuando una persona tiene problemas (todos los tenemos), una salida fructifera es hacer autoanalisis de las circunstancias. Quiza sin saberlo, estamos haciendo una autoconfesion y aligerando la presion animica, que a veces nos lleva a la depresion. Generalmente, una acumulacion de "pequegnisimos problemas" cotidianos nos crea un "gran problema" (muchos nervios) solucionable por medio del autoanalisis. La pregunta seria: "Por que' estoy nervioso?" A partir de ahi empieza "la marcha atras" hasta encontrar la raiz del miniproblema primario. Es facil constatar que la presion cede y el animo se serena.
Hay personas preparadas para ayudar a salir del callejon, dicese psicologos, psicoanalistas, psiquiatras...etc..., pero suelen ser caros y alejados en el tiempo para la busqueda de la solucion. Yo personalmente prefiero la "cura" natural, llamese introspeccion, llamese extrospeccion natural asistida, con ayuda de personas con conocimientos naturales y experiencia.
Hideyoshi, tres casos son tres montagnas. Una persona normal no puede ascender corriendo tres montagnas en un dia, so pena de exponerse a un infarto. Ante todo, yo le aconsejaria que tomara en consideracion los consejos de los tres amigos que de inmediato tomaron el testigo, y despues buscar alguna colaboracion. En este punto, si me lo permite, podria intentar remitir sus familiares afectadosa a persona experta que conozco. no tiene sino que decirlo. Un abrazo.

Profesor Ruano -

Hideyoshi, sin necesidad de jurarlo, cualquier persona se daria cuenta de que hay que ser muy valiente para tocar el tema de la depresion familiar ante extragnos. Normalmente lo hacemos ante familiares (corriente), amigos
(quiza por eso) o el medico (necesidad profesional).
El proverbio, real, yo siempre --sin pensar demasiado en ello-- lo habia referido a la juventud, preferentemente en la pubertad. Nunca se me habia ocurrido que, por ej., un padre, desesperado al carecer de medios de subsistencia para mantener a su familia, esperase a la primavera para suicidarse. Claro que el desenlace normal ante esta situacion es la depresion y, en ocasiones, el suicidio.
A todos nos ha tocado algo de arroz, Catalina. Existe alguna familia en la que no haya habido al menos un caso de depresion? Esto sucede hasta en las mejores familias. Hoy, al menos sabemos como se llama; pero hace algunos agnos cuando una persona entraba en un proceso depresivo, la frase corriente era: "esta' loco/loca"; a lo sumo: "esta' como una cabra", y en el mejor de los casos: "es un poco raro", sin entrar en mas consideraciones.
La experiencia ajena me ha ensegnado que todo proceso depresivo tiene uno, dos, mil antecedentes encadenados en tiempo y espacio. A ello hay que agregarle una desfavorable propension a no alimentarse o hacerlo mal. Pero, cual es el antecedente principal o inmediato? A veces lo sabemos: otras, no. En cambio los antecedentes mediatos vienen actuando durante mucho tiempo.

hideyoshi -

escribi este artículo como desahogo...y en las palabras de ustedes he encontrado apoyo y esperanza...GRACIAS

Fernando -

Estamos en las absolutamente mismas, hermano. Creo que sólo nos queda esperar y buscar lo nuevo que nos llama, porque algo nuevo que nos altere la esperanza para bien debe haber en este apocalipsis, si no no sería tal. Sólo allí veo cierta esperanza: en buscarnos, los mismos, hacia lo nuevo. Un abrazo.

perera -

Ese es uno de los grandes problemas, Hideyoshi: sobre todo, con los que tenemos al ladito. Ánimo, simplemente. No creo que haya teoría ni fórmulas para ello. Ni primaveras que expliquen ni nada. Simplemente creo que hay que estar al lado, en disposición de alcanzar la mano. Ni creerse salvador de nadie ni de nada. Ánimo.

Luis -

Tranquilo Hideyoshi, la confesión también ayuda, y no es coña, o que me esté poniendo jesuitil. Muchas veces también me he preguntado por qué las personas se sumen en esos estados de apatía y de desesperación. No sé si es la sociedad, o, como todo en el fondo, la naturaleza humana, que se muestra disconforme con la realidad. En mi modesta opinión creo que esas personas necesitan comprensión, y algún tipo de estímulo. Y, como tú dices, paciencia. Pues no van a salir de estado si no es por su propio pie. Un abrazo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres