Blogia
Trapera

EL ESPIRITU DE WELLES RESUCITA EN BÉLGICA

EL ESPIRITU DE WELLES RESUCITA EN BÉLGICA

Por Hideyoshi

         En 1938 un genio llamado Orson Welles, junto con otros miembros de su compañía, decidió representar por la radio una adaptación de la obra de H. G. Wells “La Guerra de los mundos”. El realismo fue tal que la representación causó verdadero pánico entre la gente de Nueva Jersey, dónde se desarrollaba la trama.

         El otro día sucedió un hecho parecido en Bélgica. Durante la retrasmisión de un programa se interrumpió (aparentemente) la emisión para anunciar que la parte valona del país se había independizado. El formato en el que se representaba la broma era el de un avance informativo con  conexiones en directo. Al rato salió un rotulo ansiando que se trataba de una ficción, pero a más de uno el susto ya no se lo quitaba nadie. jejeje.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

3 comentarios

Profesor Ruano -

Gracias, Hideyoshi, y a la recíproca. ¡Muchas Felicidades!...extensivas a todo el personal traperense.
Vendrán el muchacho y la muchacha. Seguro que agradecerán los afectos.

hideyoshi -

el tratar de oscurecer la causa y los intereses del secesionismo, intentar que aparente ser una "locura" un "separarse" de proyectos mayores o un "ir contra corriente" no es nuevo,no nos debe desanimar y pese a que a veces la tentación de la confrontación dialéctica insultante es grande (ellos la utilizan) no hemos de caer en ese juego...razones y argumentos sólidos su pataleo es ya una victoria. Buena alusión a uno de mis dichos chinos preferidos, Profesor Ruano. Felices fiestas. Vendrá su hijo? si puede mandele un abrazo como el que yo le mando a usted, Profesor

Profesor Ruano -

Recuerdo que en la época de don Francisco el gallego, cada vez que surgía una alusión relacionada con el intento de secesión de algún lugar con respecto a otro (incluso de las zonas colonizadas), el comentario más común era: "Parece mentira: cuando todo el mundo tiende a unirse, hay quienes van a contrapié queriendo separarse". Seguramente eso ya lo decían los romanos. No debe extrañarnos que zonas territoriales -con mayor o menos justificación- deseen hacer un camino diferente a otras de las que forman parte; lo cual no empece para que sigan haciendo tarea común. El ejemplo de diversos países europeos que han accedido a la independencia y, sin embargo, forman parte de la Unión europea, es esclarecedor. Estas cosas pueden pasar en Bélgica, en España, en el Reino Unido, etc. Si tiene remedio, ¿por qué`preocuparse?, y si no lo tiene, ¿para qué preocuparse?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres