Blogia
Trapera

El mundo ante el cenit del petróleo. Parte 1: Resumen

La humanidad se encontró hace algo más de cien años con un recurso único, el petróleo, que le dio la posibilidad de disponer de una fuente de energía muy eficiente, fácil de extraer, transportar y utilizar, así como de obtener una gran variedad de materiales a partir del mismo. La disponibilidad de petróleo permitió buena parte de los profundos cambios que ha experimentado la humanidad en el último siglo, hasta llegar al estado de enorme dependencia del "oro negro" en la que se encuentra el mundo actual, pues está presente en casi todo lo que utilizamos en nuestras vidas y es la fuente de energía que mueve el 95 % del transporte mundial. El petróleo ha sido también determinante en el incremento de la capacidad de producir y distribuir alimentos y en los avances logrados en medicina, contribuyendo de esa manera a la multiplicación de la población mundial, desde los mil millones de seres humanos a mediados del siglo XIX hasta los seis mil quinientos millones de la actualidad.

Los geólogos estiman que la humanidad ha consumido en tan sólo cien años aproximadamente la mitad del petróleo que se había ido formando a lo largo de millones de años bajo el subsuelo de diversas áreas de nuestro planeta. Los expertos en geología y recursos energéticos hace décadas que vienen advirtiendo que la generación de comienzos del siglo XXI habría de enfrentarse al momento en el que se alcanzaría el cenit de la producción mundial de petróleo, a partir del cual su disponibilidad comenzaría a decaer. Este hecho constituye uno de los mayores retos a los que se enfrenta la humanidad en nuestros días, pues no existe ningún otro recurso conocido con sus cualidades y prestaciones, y pese a las inversiones realizadas, no se dispone de sustitutos que puedan reemplazar a tiempo el indispensable aporte de energía del petróleo, en especial en su papel como combustible para el transporte, ni tampoco para reemplazarlo como materia prima para los más de 3.000 productos de uso común que se obtienen del petróleo.

En los últimos años se viene detectando una progresiva reducción de la capacidad de producción excedentaria de petróleo, debido a las dificultades para incrementar la oferta al fuerte ritmo que lo hace la demanda, de forma que el precio del crudo ha experimentado un notable ascenso. En los próximos años cabe esperar que este proceso se acentúe a medida que la demanda continúe en ascenso y, en especial, a partir del momento en que la producción de crudo empiece a decaer.

Los expertos consideran que los incrementos en los costes energéticos y los desabastecimientos pueden llevar a la economía mundial a una recesión sin precedentes, cuyos primeros síntomas se están haciendo cada vez más evidentes, así como a un incremento en las tensiones entre las grandes potencias del planeta para hacerse con las menguantes reservas.

Los geólogos estiman que la humanidad ha consumido en tan sólo cien años aproximadamente la mitad del petróleo que se había ido formando a lo largo de millones de años bajo el subsuelo de diversas áreas de nuestro planeta. Los expertos en geología y recursos energéticos hace décadas que vienen advirtiendo que la generación de comienzos del siglo XXI habría de enfrentarse al momento en el que se alcanzaría el cenit de la producción mundial de petróleo, a partir del cual su disponibilidad comenzaría a decaer. Este hecho constituye uno de los mayores retos a los que se enfrenta la humanidad en nuestros días, pues no existe ningún otro recurso conocido con sus cualidades y prestaciones, y pese a las inversiones realizadas, no se dispone de sustitutos que puedan reemplazar a tiempo el indispensable aporte de energía del petróleo, en especial en su papel como combustible para el transporte, ni tampoco para reemplazarlo como materia prima para los más de 3.000 productos de uso común que se obtienen del petróleo.

En los últimos años se viene detectando una progresiva reducción de la capacidad de producción excedentaria de petróleo, debido a las dificultades para incrementar la oferta al fuerte ritmo que lo hace la demanda, de forma que el precio del crudo ha experimentado un notable ascenso. En los próximos años cabe esperar que este proceso se acentúe a medida que la demanda continúe en ascenso y, en especial, a partir del momento en que la producción de crudo empiece a decaer.

Los expertos consideran que los incrementos en los costes energéticos y los desabastecimientos pueden llevar a la economía mundial a una recesión sin precedentes, cuyos primeros síntomas se están haciendo cada vez más evidentes, así como a un incremento en las tensiones entre las grandes potencias del planeta para hacerse con las menguantes reservas.

== == ==

["Informe sobre el Cenit de la producción mundial de petróleo" realizado por Fernando Bullón Miró en octubre de 2005 para AEREN (Asociación para el Estudio de los Recursos Energéticos) y publicado por Crisis Energética]

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres