Blogia
Trapera

HURRA POR TRANSMEDITERRÁNEA

HURRA POR TRANSMEDITERRÁNEA

(Por Agustín Bethencourt)

El pasado domingo, 11 de julio, tuve la oportunidad de comprobar que la eficiencia de la Compañía Transmediterránea sigue siendo tan maravillosa como hace una década, cuando no tenía competencia en los mares canarios. Resultó de lo más agradable estar más de 30 minutos en el microondas en que se convierte la acristalada estación del Jet Foil de las Palmas de Gran Canaria cuando la temperatura sube de los treinta grados y cientos de personas se aglomeran a la espera de embarcar, mientras nadie daba la más mínima explicación a través de megafonía. Como nada es malo ni bueno del todo (ya saben, según los expertos en refranología siempre se puede encontrar algo bueno en cada situación), tuvimos la oportunidad de comprender cómo se sienten las reses vacunas aún no sacrificadas durante el transporte en los largos trayectos por carretera. De todos modos, me cuesta creer que se tratara de una acción de Greenpeace y, más bien, tiendo a pensar que los ancestrales malos modos de Transmediterránea con los viajeros canarios no han cambiado en absoluto. Que seguimos en las mismas –por lo que a esta compañía se refiere- que cuando tenían el monopolio (que en aquel entonces era abuso) del transporte marítimo interinsular de pasajeros.
Como no quiero que se me ponga mala sangre, optaré por lo que ya llevo haciendo algunos años: evitar utilizar los servicios de esta compañía siempre que me sea posible. Hace años que estoy viajando -entre Gran Canaria y Tenerife, fundamentalmente- con Fred Olsen (y ahora, por último, también con Islas Airways), y tengo que decir que el trato, hasta el momento, ha sido exquisito; cosa que no puedo decir de Transmediterránea.
El otro día venía pensando en el nombre de esta compañía, tan desafortunada para nosotros, y me pregunté que qué hacía operando entre islas atlánticas una compañía de mediterránea sensibilidad (¿e intereses?). Quiero decir, que el maltrato del que he sido objeto en los barcos (y sobre todo en las esperas antes de embarcar) de esta compañía, no tienen parangón con las molestias que puedan haberme ocasionado los desplazamientos con cualquier otra empresa de transporte de pasajeros. Y ante esta sucesión de “casualidades” termina uno por preguntarse si no será que, en el fondo, a los transmediterráneos les da un poco igual nuestro bienestar antes y durante los desplazamientos interinsulares.
La carretera del mar, como la llamaba Manuel Padorno, está mal asfaltada, y, por lo que a mí respecta, esta empresa tiene un cliente menos. Que no he nacido para ser servido en plato ya lo sabía, pero como sorpresas nos da la vida, algunos todavía nos toman por reses. Allá ellos… y sus próximas pérdidas. Por lo que a mí respecta, ni los he mandado llamar ni me están haciendo ningún favor. Y antes de que me vengan con cuentos: estoy seguro de los pies a la cabeza de que la primera empresa seria que empiece a hacer los trayectos que ahora completa esta naviera con puntualidad, eficacia y buen servicio va a sacar grandes beneficios. Así que, o que se pongan las pilas o que se los coma la competencia.
Si ocurre lo segundo, ese día no derramaré ni una lágrima, se lo aseguro.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

11 comentarios

Bethencourt -

Querido Tibicena:
Me alegro mucho de "verlo" por aquí. Y si cada vez que quiera coger un poco de fresco y salirse de la rutina de su duro trabajo decide pasarse por este ágora y dejar un pedacito de sus reflexiones, créame que estaré muy alegre de saludarlo. Como ve, no es tan difícil y puede ser muy interesante para todos (los que comparten el calor de la tierra y los que nos hemos llevado mucho calor en el corazón).
Un abrazo.

P.D. Sr. Tacoronte: Tibicena (este que nos acompaña en el siglo XXI) es un demonio con todas las letras que va a dar mucho que hablar. Pongo a Voland por testigo.

Tacoronte -

Tibicena, lo supe hace poco, es en el sur de Gran Canaria, una especie de perro-demonio. Encantado.

tibicena -

queridos traperos: este es el primer comentario que adjunto y también aprovecho para dar la enhorabuena a los que tuvieron la idea de crear este proyecto.
Hago acto de presencia justamente en esta anécdota-noticia-denuncia del amigo de Bethencourt (o quizá ya habría que llamarle Raskólnikov jeje) porque tanto mi cuerpo como mi mente y mis enormes gotas de sudor pasaron esos aciagos momentos con nuestro "gran" amigo. Vamos, que me tocó de cerca vivir la experiencia mística del verano.
La verdad es que, en esos malhadados momentos, lo único que se nos ocurría era evocar las nieves siberianas o los frescos alisios que nos "panzaburrean", todo ello por cortesía de una empresa ex dirigida por caciques (o mejor retiro el ex)
El caso de Iberia que se nombró más arriba también lo tuve que disfrutar en mis carnes y en mi dignidad como trabajador de este país con contrato basura en las llamadas "Chaquetas Verdes" de Aena, donde pasé casi un año regocijándome con el "buen trato" por parte de los "compañeros" de la citada compañía aérea, que entre desplantes, gritos injustificados, sutiles insultos o miradas asesinas nos alegraban todos los días. Se salvaban solamente aquellos más jóvenes y los que compartían precariedad laboral con nosotros. Los dinosaurios remanentes de antiguos monopolios que seguían pululando por allí campaban a sus anchas a costa nuestra.
No postergo más este comentario y aprovecho para saludarles a todos, los que comparten calor en la tierra y los que parten o ya se encuentran allende los piélagos.

Abraxos

Philippe Tacoronte -

Querido Iván, sea usted bien-venido. Es cierto el último apunte de Agustín, muy necesaria sería la comparación entre la conciencia cultural catalana y la canaria, nos llevaríamos muchas sorpresas... Saludos.

Bethencourt -

Estimado Iván:

Pocas alegrías tan grandes me he llevado en esta página como la de saber que estás dispuesto a colaborar con ella. Lo conozco a usted lo suficiente como para saber que tiene muchas cosas que decir. Efectivamente, sigue existiendo en algunas personas (sobre todo en las generaciones mayores) lo que podemos llamar sin miedo a la exageración como "complejo de colonizado".
Y ya que nombra a Cataluña: es curioso constatar cómo el origen del nacionalismo catalán está no sólo en una conciencia nacional sólida, sino también en un complejo de superioridad con respecto a la realidad mesetaria colindante. No olvidemos que los catalanes inventaron España con el matrimonio de Isabel y Fernando. Pero bueno, este otro tema del que podremos debatir en otro momento.
Sea usted bienvenido a Trapera y sepa que aquí tiene su casa.
Un fuerte abrazo.

Ivan -

O mucho me equivoco o el senyor Bethencourt y yo nos conocemos ya de viejo... Un abrazo para él y un saludo a todos los "traperos", esta es mi primera colaboración y espero que no sea la última.
Una companyía "trasmediterránea" operando entre islas atlánticas... qué alegórico. Creo que refleja casi a modo de sátira cuál es el problema que subyace en la sociedad canaria: la mentalidad del colonizado, aunque así suene un poco fuerte. En este sentido, me sorprendió gratamente un artículo aparecido en La Provincia según el cual María del Mar Julios se dirigió al senado espanyol en estos términos: "Canarias tiene también lo que algunos
llamarían deuda histórica, la necesidad de que se perciba nuestra
situación, pero no sólo en cuestiones financieras, sino en términos
de dignidad de nuestro pueblo". Dignidad de nuestro pueblo... En fin, o soy ingenuo o llevo mucho fuera de Canarias pero me parece que por ahí se podría tirar. Lástima que, muy probablemente, este destello haya quedado en eso, un reflejo fugaz. Por cierto, la semana pasada visité Catalunya por primera vez. Saben qué me gustó? El modo en que te hablan de tal o cual tradición que hay en tal o cual pueblo, de lo orgullosos que están de haberlas conservado, de lo conscientes que son de su riqueza cultural. No pude evitar pensar en la cultura de Canarias y lo que (nos) estamos perdiendo. Feliz verano.

Miguel_AG -

Pues Iberia tiene en común con Trasmediterránea (y con Telefónica, por citar una empresa de otro ramo) que en su día fueron unos monopolios con precios y servicios abusivos, que nunca miraron por los derechos de los consumidores hasta que se les acabó el chollo.

En el caso concreto de Iberia, he tenido un par de experiencias en los últimos años que ni vale la pena detallar, que me llevaron a tomar esa decisión de no volar más con ellos...

Bethencourt -

Maestro Perera, me alegra verlo por aquí. El otro día me pasé por www.bienmesabe.org y me gustó mucho. Enhorabuena por este proyecto excelente.
Don Miguel, gracias por la puntualización ortográfica. Efectivamente veo que los "transmediterráneos" entre las dos varientas del prefijo latino, se quedaron con la más corta (entiéndase en sentido literal); lo que ocurre es que soy novato en esto de editar, intento corregirlo y no me sale. Volveré a intentarlo mañana. Otra cosa: me quedo con las ganas de saber por qué no quiere usted volar con Iberia.
A propósito, señor idem, totalmente de acuerdo con usted en que los monopolios son malos. La idea va exactamente por dónde la interpreta: porque haya más competencia (en los dos sentidos de la palabra).
Gracias a todos y un saludo.

aproposito -

Hace ya algún tiempo me pasé todo un trayecto en los "modernísimos" y rapidísimos buques de traslado de carga/ganado: Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife, las diez razones para no hacer lo que yo estaba haciedo viajar con trasmediterranea. Cuando se presentaron estos buques, lo hicieron como el no va más, cuando ya había sistemas de navegación mucho más rápidos (estos van a la friolera de 17 (cojo)nudos). Pero lo pero de esta compañía es las imagen de "empresa estatal" donde se reunen los peores funcionarios...esos que piesan que te están haciendo un favor si te saludan y te atienden con diligencia, pocos se salvan de la quema (hay un asistente de cabina en el jetfoil que es toda una excepción, los que lo conocen saben a quién me refiero, es todo simpatía). Esta compañía naviera con sede en la marinera ciudad de Madrid, piensa como los que viven en ella. Así les va, espero una compañía inteligente que le haga la competencia a fred olsen, tampoco es bueno el monopolio.

Miguel_AG -

No sé si por casualidad o no, el hecho es que hace años que no viajo con Trasmediterránea. De lo que sí estoy seguro es que no velveré a viajar con Iberia.

Por otro lado y, a pesar de que todos sabemos de qué empresa estás hablando y sin ánimo de molestar, el nombre correcto es TRASMEDITERRÁNEA (sin "N").

perera -

Maestro Bethencourt, sólo una cosita en relación con la Transmediterránea (and) company. Una anecdotilla.
Hace unos día se publica, en el periódico La Provincia-Diario de Las Palmas, un reportaje sobre un restaurante chino que se encuentra en Las Nieves, en Agaete. El periodista, tan sabio, nos dice algo así como que dicho negocio se encuentra a la sombra de la compañía "transmediterránea", en su viajes de Gran Canaria a Tenerife. ¡Toma ya!
Después de lo que nos cuentas, encima les dan las medallas que no tienen, quitándoselas a otros (sin que los otros sean predilección, ni mucho menos). Y, sobre todo, fíjate que informados nuestros periodistas... ¡Nada, sólo es un error...!
Más mada, caballero. Cositas que a esta cabecita le despierta tu texto. Un abrazo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres