Blogia
Trapera

Veinte preguntas sin respuesta

(Por Elena_BR)

Esta reflexión no está escrita en estos días, fue realizada en noviembre, concretamente el día 25 del mismo cuando se conmemoraba el "Día Internacional contra la violencia hacia las mujeres". En esas fechas no lo hice público en ningún medio pero, lamentablemente la actualidad y cotidianeidad me permite que haciéndole un par de cambios de forma en tiempo y verbo, lo pueda lanzar ahora en febrero de 2004.

Sin menoscabo de todas las víctimas (asesinadas o no) que padecen violencia física a manos de sus parejas o exparejas, me
permito alzar la voz y expresar mi opinión en materia de otra violencia que me parece estamos padeciendo de una manera cotidiana, e incluso, me atrevería a decir que totalmente "legalizada".

¿Son sólo víctimas aquellas que tienen un labio partido o un ojo morado? ¿O también son víctimas aquellas que sufren ablación del clítoris, violación (incluso dentro del seno familiar), explotación laboral cobrando menos que un hombre por realizar la misma labor, explotación doméstica porque todos/as se empeñan en que tengamos nosotras exclusivamente las responsabilidades de casa, veto al estudio por el simple hecho de ser mujer.?

Me parece cuando menos inmensamente triste, escuchar y/o leer en los medios de comunicación que hay que aumentar los presupuestos, los centros de acogida, las medidas preventivas.¿Es que ya todos/as vemos como normal que estas situaciones no sólo no van a acabar sino es que además irán en aumento? ¡Algo falla en el sistema! ¿No?

No se me ocurre qué puede estar pasando para que soportemos tanto. O a lo mejor sí, aunque luego seamos capaces de decir que por qué no denuncian al maltratador. ¿Es que acaso las otras, las demás denunciamos los otros signos de violencia contra nosotras las mujeres?

No sé en qué momento de la Historia ni con qué argumentos, el hombre (macho) consideró su superioridad sobre el resto de las especies animales y vegetales, e incluso su superioridad sobre su misma especie pero con sexo diferente. Quizás puede que lo ocurrido sea que algunos hombres no desarrollaron su capacidad analítica y de raciocinio sino que sobrevive en ellos por los siglos, el instinto animal. Me pregunto igualmente quién da derecho a esas libres interpretaciones de la Biblia, el Corán. (libros por otra parte escritos por hombres) a que la religión ampare el sometimiento y las palizas (En nombre de Dios. ¡Vaya Dios ése!). Tampoco concibo que países supuestamente aconfesionales, se amparen y no condenen ciertas declaraciones ¿No se puede llamar a esto "Apología", o es que como no hablan de ETA, no se les lleva a los tribunales?.

Quizás alguien me puede indicar por qué se hacen campañas publicitarias para concienciar del no al maltrato, para concienciar del no a la diferencia salarial, para concienciar de la "¿IGUALDAD?". ¿Por qué no se invierte ese mismo dinero en sancionar al maltratador, en sancionar al empresario que discrimina, en sancionar a aquellos
padres que no permiten la igualdad? ¿Es que acaso no hablo de derechos? ¿Es que son privilegios que debemos agradecer eternamente a la sociedad? ¿Es normal y lícito que en un caso de maltrato sea la mujer la que deba abandonar su casa y "esconderse" en otra de acogida mientras el "individuo" sigue viendo su tele desde su sofá? ¿O son
normales las sentencias maravillosas que hemos visto últimamente amparadas en el aspecto físico de una mujer, en su forma de vestir, en haber hecho público dónde estaba escondida?

¿Cuándo decidirán los políticos no usar este tema como estandarte en épocas electorales, sino buscar soluciones reales, otras metodologías, dejar de darse "golpes de pecho", o seguir con estos fraudes moralistas?

¿Por qué cuesta a esta sociedad entender que por ser mujeres no tenemos que padecer ciertas situaciones y menos de manera
cotidiana? En la vida diaria, cuántas veces hemos oído expresiones del tipo ¡Qué gorda te estás poniendo! - Dicho por un Sr. (eso sí muy respetable) que no puede verse sus dedos de los pies; o del tipo ¿Qué te pasa hoy, tienes la regla? ¡Y a usted qué le importa cómo funciona mi fisiología! ¿Acaso a mi me importa la suya? ¿No tenemos el mismo derecho a estar de mal humor, de menos ganas, sin necesidad de estar en "esos días del mes"?

Podría seguir enumerando infinidad de situaciones que por sí solas no afectarían en mucho a nadie pero, ¿cuántas mujeres sufren en silencio situaciones como éstas al día? ¿Cuántas callan por no parecer "malcriadas" a comentarios bordes, malsonantes o gestos de sus parejas, padres, compañeros y/o jefes? ¿Cuántas depresiones enmascaradas hay por estos motivos? ¿Cuántos ataques de ansiedad? ¿Hasta cuándo vamos a seguir soportando? ¿Nos queda algo más por sacrificar?

El título de este artículo da un dato orientativo sobre las cuestiones que me he planteado a lo largo del mismo. Ojalá encuentre las respuestas a todas estas preguntas algún día, significará que todo ha cambiado.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

francisco garcía -

enhorabuena por el artículo, pienso que la situación de las mujeres y de la sociedad esta cambiando muy rapidamente, mientras nuestras madres, abuelas, etc sufrian las mismas agresiones que no llegaban a ser mortales "gracias a las conquistas por la igualdad de la mujer" estas se atreven a denunciar los malos tratos y a iniciar tramites de separación, y esto es lo que no puede soportar el "macho" que se cree la mujer es una posesión más que tiene. es por lo que en este tema y sobre todo los hombres debemos tener "tolerancia cero a la violencia, degradación, ect. con las mujeres" debemos rebelarnos no solo contra setencias absurdas sino que no debemos aguantar y yo no los hago chistes y comentarios graciosos como se lo merecía, las mujeres en la cocina, ect.

Verokila -

Y para más "recochineo" el hombre que hace algo en la casa poco menos que lo proclama a los cuatro vientos y si se presentara a oposiciones (a las que por ser "hombre" siempre le dan más punto, por cierto), seguro que iría al Ministerio de Trabajo a que le certificaran el Trabajo realizado para que le puntuara como "Curso de Especialización" y lo realmente "jodido" sería que el Ministerio (fijarse que es termino masculino) se lo reconocería

Pero bueno por lo menos a algunas todavia nos queda el derecho a chillar y patalear, aunque sólo sea para desahogarnos tengamos o no los días "malos" del mes
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres