Blogia
Trapera

ELLOS HAN GANADO. A NOSOTROS NOS QUEDA LA PALABRA

(Por Agustín Bethencourt)

Lo sabían. Jugaban con el tiempo a su favor. Un poco de folclorismo por aquí, un fantasma de secesión por allá, una época de grandes inversiones apoyada por los monstruos de la Unión y un pueblo poco respondón eran la perfecta receta para instalarse en el poder. Y lo han conseguido. Primero disfrazados de patriotas, ahora descaradamente insulinitas, lo importante eran las apariencias. Nada original, por cierto.

Se seca uno por dentro cuando sabe que los de allí arriba, esos que nunca responden cuando suena el teléfono, no creen en el futuro de la tierra que pisan. Bueno, en realidad esto no es así. Sí creen en su particular visión del futuro: una com-unidad que ya no lo es a fuerza de dividirla, una in(ter)-dependencia de circo de la que resta lo que sigue al guión, una vida convertida en copia grotesca de lo foráneo sin interrogantes, una insolente ausencia de respeto hacia su pasado y hacia las potencialidades de las generaciones que algo quieren decir.

En otras palabras, sólo nos queda la palabra. Los que se han establecido en el ático del poder no sólo no piensan dejar pasar, sino que han pisoteado el concepto de lo político hasta convertirlo en puro abono para arribistas sin escrúpulos. Y nada más. Islotes de otredad los hay, pero no se hacen sentir. O poco.

Entre la gente decente, los hay que se desmoralizan. Otros ponen kilómetros de por medio. Los últimos (los más valientes, los más consecuentes) aguantan la lucha desde dentro sin venderse por un plato de picón. Todos tienen algo en común. Están hartos del mal olor de la política local. De las promesas incumplidas. De las medias verdades. Y de las dobles verdades tan mentirosas. Y sólo les queda la palabra. Y algún alcalde independiente.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

19 comentarios

Bethencourt -

Leo en la edición de hoy de CanariasAhora que el catedrático de la Universidad de La Laguna, Federico Aguilera Klink, llama a la "desobediencia civil" a los canarios, ante la falta de legitimidad del Gobierno y del Parlamento de Canarias, que toman continuamente decisiones contra los intereses de los ciudadanos. Como ejemplo de estas decisiones, pone el de la construcción de un puerto-pelotazo urbanístico en Granadilla, en el Sur de Tenerife. Llega Aguilera a advertir a los políticos-mafiosos que "gobiernan" en Canarias, que tendrán a mucha gente delante si empiezan a mover las palas.

¿Estaremos a las puertas del cambio que tanto necesitamos en Canarias...?

Elena -

Prometo contarlo, es cuestión de bucar un mometno de calma para escribirlo de la manera más imparcial posible.

Anónimo -

quise decir alcaldes independientes en vez de independentistas

magacin66 -

Por mi parte, no tengo más que añadir acerca del Sr. Morales.

Saludos a todos!!!!

Anónimo -

Sigo pensando, Bethencourt, que el verbo ganar tiene semánticamente, creo, otro contenido. Quizás podríamos hablar del verbo traicionar, o dar una puñalada trapera... un verbo que demuestre acciones más sucias respecto, en este caso, de un gobierno a un pueblo... pero ganar, ganar... entre comillas diría que habrán "ganado" poder y dinero. Y desde luego, estoy de acuerdo contigo en que eso duele, la traición duele, sobretodo cuando se ha dado confianza para un proyecto. Respecto a los alcaldes independentista, sí creo también que han callado demasiado años un montón de cosas sucias y mal hecha que este gobierno ha ido haciendo (10 años son muchos años, y si la gente del pueblo nos hemos ido dando cuenta ¿ellos no?. En cuanto al alcalde de Agüimes, tengo pocos datos, pero si tengo uno: el error político de una ordenanza prohibitiva; aparte el no denunciar antes o posicionarse antes sobre la actuación de CC.

Bethencourt (2) -

Dicho esto, es ya la segunda vez en algunos meses que aparece el nombre de Antonio Morales en nuestra bitácora y que se genera un pequeño debate en torno a sus decisiones políticas. En la anterior ocasión, Elena (no recuerdo si Magacín también) prometía(n) que en un artículo aparte escribiría(n) sus opiniones sobre este político. Creo que sería bueno que así fuera para que todos pudiéramos dar explícitamente nuestro punto de vista al respecto de manera más amplia y detallada.

Un abrazo.

Bethencourt -

Queridos todos:
Respecto al título. Efectivamente, Anónimo, yo también creo que estamos hablando de una victoria parcial; de una victoria en el ámbito partidista y a corto-medio plazo. Pero lo cierto, es que ahí y en este tiempo han ganado ellos. Pensemos, por ejemplo, en la reforma del Estatuto de Autonomía: se está haciendo de espaldas a la sociedad y, mucho me temo, quedará en agua de borrajas. Y eso duele, coño.
Respecto a los alcaldes independientes, creo que son Aguayro y Magacin los que comentan lo incoherente de la opción de Roque Aguayro, que se alió -vía Ican- con ATI. Yo lo veo de otra manera: en aquel contexto (hace diez años) algunos personas pensaron de buena fe que había que lograr una unidad desde el centro-derecha hasta el centro-izquierda que permitiera por primera vez en la historia de Canarias -no olvidemos este dato- que fuerzas "de obediencia canaria", como se dijo en aquel momento, gobernaran en Canarias y tuvieran presencia en el Parlamento español. La idea puede que fuera equivocada. Pero ellos pensaron que había que intentarlo. Y yo respeto su intento (el honesto, sucias mauriciadas aparte).

Luis -

Yo soy el anterior anónimo

Anónimo -

Muy interesante la entrevista a Ignacio Reyes. Gracias por la indicación Perera. Creo que el diagnóstico es claro. Es interesante destacar la desarticulación profunda de nuestra sociedad. En esto, desgraciadamente, podemos estar de acuerdo todos. Cada vez está más claro que se impone la acción colectiva. Aunque, desde luego, en el momento que nos encontramos, es casi tan importante como ella la resistencia. La conciencia crítica.

magacin66 -

Gracias a Aguayro y a Philippe que después de varios días me han hecho ver de qué iba el artículo exactamente.
Creo que ICAN tiene lo que tiene por pactar y venderse con quien no debía. ICAN, con un historial de izquierdas no pintaba nada con ATI y ellos lo sabían, pero ya estaban hartos de ser de izquierdas y no gobernar.
La ruptura de CC viene nuevamente a confirmar mis sospechas de que el próximo presidente del Gobierno será el Sr. Soria, apoyado por ATI en Tenerife.
Por último, si ese Alcalde era independentista (y me imagino que nuevamente estamos hablando del Sr. Morales) ¿qué hacía apoyando a Coalición Canaria? Creo que si se es independentista es para las buenas y para las malas, no sólo para cuando me interese.
Saludos!!!!!

perera -

¿Alguien conoce quién es el tal Ignacio Reyes? Al parecer se dedica al estudio de la(s) antigua(s) lengua(s) aborigen(es), un comunista... Acabo de leer una entrevista que le han hecho en "canariasahora.com". Me llama la atención la manera justa de expresarse, su crítica a la dependencia y el fragmentarismo canarios... A tener en cuenta.

Anónimo -

No me siento identificada con la parte primera del título del artículo eso de "Ellos han ganado". La segunda parte sí, eso de que nos queda las palabras. "Ellos han ganado", no sé, no creo, el verbo ganar es semánticamente más amplio, tal y como yo la experimento. Si no s queda la palabra ellos aún no tienen la partida ganada del todo. Sí que nos han dejado con el ala un poco tocada, pero "ellos" están que no las tienen todas consigo. Tenemos la última palabra nosostros, el pueblo, o sea...

Anónimo -

Creo qen lo que dice Philippe, en los distintos modos de agrupamiento y de amistad.

Philippe Tacoronte -

hermano Bethencourt, casi como seguir escuchando la conversación interminable del último paseo... Para poner algunos nombres: el final de CC deja el rastro de una forma vacía, ceniza. Es noticia cotidiana su mediación política de la fuerza del capital, mejor, de los dos o tres que lo tienen por aquí. Aunque no es definitivo, el sector de ICAN anuncia una vaga no-nueva "Unión de Progresistas Canarios". El nombre lo delata. Después del descrédito en el que ha caída la noción de progreso para la mejor teoría de la izquierda, Walter Benjamin e incluso un moderado como Vattimo, resulta increíble que permanezcan en otro lenguaje, sin atreverse a pensar de nuevo en un nuevo contexto. Y ni hablar de que se abre un debate sobre las distintas concepciones del nacionalismo. El compromiso político reside sin duda ahora fuera de los partidos, en modos distintos de agrupación y amistad. Como dices queda la palabra, es decir, la moral.

Profesor Ruano -

Conociendo la comprensión y la capacidad de aguante de Bethencourt, me atrevería a decir:"Tiemblen, malditos!"
Canarias no olvidará; Canaria tampoco.
El futuro, sin embargo está en manos de este adormecido pueblo. La generación revolucionaria descansa plácidamente; la de siempre roba de forma impepinable. Sólo cabe la independencia de criterios. Démosle paso a la palabra...

Aguayro -

Sí es verdad. Pero yo creo que no solamente los áticos sino toda la CC al completo (incluida ICAN)pues todos se han vendido por un plato de poder... incluso algunos alcaldes independientes... ¿ o qué hacían mientras tanto, mientras se concía todo?

Fernando -

Salud a Bethencourt. Salud a su palabra. Si la palabra es lo único que nos queda, el último refugio de resistencia a la mentira social institucionalizada: ajustar la palabra con el corazón pensante. Un abrazo.

La Niña -

Feliz Año Nuevo a todos y que los Reyes hagan realidad las ilusiones de los que creen en ellos. Estoy segura de que una ilusión del señor Bethencourt sería que las palabras derivadas de la sensatez y la verdad habitaran en el ático. Pues como yo vivo en el mismo edificio de la esperanza al igual que muchos otros, les pediría a los Reyes Magos que repartiera a todos ánimos para seguir adelante. Y para los que viven en el ático sonotones y carbón. Besos.

perera -

O sea, señor: si nos queda la palabra (esa acción), nos (a las personas) queda (siempreinfinitamente) todo por-hacer. Día a día, año a año... A pesar de(l) TODO.
Un abrazo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres