Blogia
Trapera

Y Jesucristo llegó al Roque Nublo

(Por Elena_BR)

Vistos los malentendidos ocasionados con mi último comentario en trapera, prometo tener más cuidado a partir de ahora con el uso y el abuso de las palabras (una es de Ciencias de toda la vida y reconozco que los números casi se me dan mejor que las letras).

Como quiera que sé que alguna persona hay que desde fuera del archipiélago visualiza esta página para seguir un poco la actualidad que aquí impera, quiero tratar hoy un tema que afecta exclusivamente al archipiélago: la polémica suscitada a raíz de la próxima sucesión de Ramón Echarren, Obispo de la diócesis de Canarias.

Hace un par de semanas, llega a manos de la prensa un “anónimo” enviado por algunos curas-harimaguados en el que ante la inminente jubilación del actual obispo “exigían” que se le sustituyera con un sacerdote canario, que la iglesia canaria tiene una idiosincrasia especial, que no la entiende cualquiera, que sólo ha habido dos obispos canarios, y no sé cuantos rollos más. Vamos, como si la iglesia católica no hubiese llegado aquí (por las buenas claro) después de la conquista española, no nuestros aborígenes por lo visto ya iban a rezar a Sta Rita y a la Candelaria, pero en su propio idioma y con sus tradicionales y particulares maneras. Después se han ido sucediendo otras cartas, sobre todo en las secciones de cartas al director, en la que otros sacerdotes (o a lo mejor los mismos, vete a saber), exigen lo mismo y además se atreven a proponer una serie de candidatos al puesto, con nombres y apellidos.

¡Dios mío, Dios mío! Miren ustedes por donde, que la iglesia que hasta ahora se nos había vendido como UNA, mundial, en comunión y todas esas vainas que nos cuentan de vez en cuando, pues resulta que no es así…

Lo más curioso de todo, es que a los presbíteros de nuestra zona geográfica, no se le conocen (al menos mi persona no) otras reivindicaciones que podrían ser más interesantes que la cuna de procedencia de un obispo: no los he visto manifestarse (y mucho menos dando nombre y apellidos) al respecto de los profesores de religión cesados en sus puestos de trabajo por razones más propias de la época de la Inquisición, no los he visto posicionarse en temas que su iglesia se molesta en mantener candentes como los matrimonios para todos, las adopciones sin tener en cuenta la sexualidad de los padres, la investigación médica… No, para esos temas no han salido nunca a la palestra.

Tampoco los he oído (en privado sí y muchíiiiisimo) alzar la voz contra sus superiores sobre el celibato, la no participación activa de la mujer en la iglesia y otros aspectos carcas que esta institución se afana en propiciar. Según ellos, la obediencia a los superiores les impide opinar al respecto y ser críticos con esos temas.

Tampoco he visto a la iglesia como organismo atendiendo a los inmigrantes, ni a los que vienen en pateras, ni a los que vienen en avión. No he oído a los curitas guanches estos gritar públicamente contra la ley de inmigración y sus consecuencias, pero en fin, igual resulta que es mucho más interesante convencer al pueblo, a los cada vez menos visitantes a las parroquias que si tienes un obispo canario, igual canten la misa sabandeña y repartan en vez de hostias, montaditos de chorizo de Teror, a lo mejor así consiguen un lleno absoluto.

Antes de que se me acuse de otra cosa, quiero dejar constancia que me importa bien poco si el siguiente obispo es canario o no pero, sin duda no discuto que tengamos personas por estas latitudes con preparación suficiente, con carisma suficiente y con ganas de llegar, no ya a obispo, sino a Papa. Lo que ocurre es que probablemente aquellos más comprometidos con la sociedad canaria, con sus peculiaridades y con su problemática cotidiana, seguro que ésos no guardan el perfil adecuado para salir de una parroquia que es donde estarán hasta que se jubilen.

De momento y por si acaso Roma les escucha y les hace caso, vayamos preparando el timple, las carajacas, el gofio escaldao, y actualizándonos todos con el guanche, porque tendremos que aprendernos el padrenuestro por si acaso…

Me gustaría que algún día, estos personajillos que disponen de un micrófono para dirigirse a la audiencia con una autoridad heredada de otras épocas pretéritas, se dejasen de mezclar los ajos con las coles. Mire usted señor, si su iglesia cada vez está más lejos de las bases, ¡qué pretenden ahora? Convencer a más feligreses que dejen algo en el cepillo con estas nuevas vertientes. Seamos serios, y dejemos nuestra identidad, nuestra manera de ser, nuestras peculiaridades y si quieren ustedes nuestra independencia para temas más serios e importantes.

Nuestras señas, o incluso el idioma aborigen (si se recuperara algún día), debieran fomentarse en las escuelas, en los medios de comunicación y desde las entidades gubernamentales que son las que elegimos y pagamos todos.

¿La sensibilidad, el carisma o la preparación para un cargo viene determinada por el lugar de nacimiento?

Una vez me dijo un valenciano que conocí por casualidad, en referencia a un tema similar que “La vaca no es de donde nace sino de donde pace”, cada vez estoy más convencida de ello.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

35 comentarios

hideyoshi -

antes de nada darle la bienvenida a Jose Luis a este foro, Elena esperaba ansiosa tu intervención y veo, por lo redactado, que con razón. Yo estoy en las mismas, creo que a la comunidad católica de las Islas en este tema lo único que le importa es que el obispo no sea ajeno a las problemáticas y sea cercano a ellos. El resto: lugar de nacimiento, su ADNmt, etc....sobra.

VEROKILA -

A proposito de todo esto, me pregunto, alguien de Hª que por favor me aclare la duda, ¿existe algún canario "de raza" en nuestras islas?, es por saber si de esa rara especie existe algún ejemplar para solicitar una subvención europea para su conservación y así de camino nos traemos unas perrillas pa un nuevo museo de "animales endémicos en peligro de extinción" y lo exibimos con un cangrejo ciego, un lagarto del Hierro o un burro salvaje de Lobos
Por favor ¡avísenme si lo conocen o lo ven!

PD Jose aprovéchalo pa estudiarlo bien.

perera -

Me alegra leer más opiniones sobre la cuestión. Sólo unas pocas cositas. A pesar de que aludes a la idea de que, más que del nacimiento, se habla de un obispo que tenga en cuenta de lleno la realidad, después insistes en lo del nacimiento (que poco te importa...). En este sentido, creo que estamos en las mismas. También comentas los otros temas que aparecen tratados (aunque sea someramente) en el escrito: cosa que ninguno ni ninguna, aquí (por lo menos los que lo hemos leído), había dicho; y me parece importante ya que, así, no se focaliza todo en un aspecto, aunque sea al que más peso den. Por último, a mí puede llegar a no importarme profundamente si el sistema educativo es cambiado: yo haré, en principio, todo lo que quiera en mi clase, lo que crea mejor y más justo. Pero es que puede llegar a pasar que el sistema agote tu margen de actuación y entonces... ¿No crees que pasa similarmente con cuestiones como ésta?

Jose Luis -

(6) Veo por otro lado que tú sí tienes interés en la confrontación. Bien, pues si quieres hacerle llegar a estos compañeros el debate te dejo su dirección: diocesis600@hotmail.com. Espero que el debate llegue a algo positivo que no sean las meras descalificaciones por una o por otra parte. ¿Sabes? A veces me duele que en el diálogo, en artículos, etc. ponemos términos ¿“despectivos” quizás? para referirnos a alguien y darle fuerza a lo que decimos. En algún artículo de trapera lo he visto. Espero que en este tema como en otros venza la fuerza de los argumentos.
En fin, éstos no han sido sólo unos pensamientos hechos en voz alta, totalmente relativos, y que imagino que más de uno “atacará”. Desgraciadamente, ya sólo por ser sacerdote, recibo muchas veces los “disparos” de quien está en contra de la Iglesia, resentido con ella o con los suyos y que dispara a todo lo que se mueva por esos entornos. Anoche mismo, en el hospital, acompañando una familia cuyo cabeza estaba entre la vida y la muerte, recibí uno de esos disparos producto de “efectos colaterales”.
Saludos a todos. Recuerdos a Jose (gracias por la llamada del otro día) y al pequeñín, que ya me contó mi hermana cómo se lo encontró el otro día caracterizado de pirata (je,je). Un fuerte abrazo. Hasta siempre. José Luis Cabrera Gil.

Jose Luis -

(5) Hay sin embargo otras cosas que sí me preocupan, y mucho, como son las luchas de la gente que viene a hablar cada día conmigo, luchas que sí que forman parte de mi batalla de cada día: mujeres que ya no soportan a su marido; personas que no pueden convivir con su padre enfermo de Althzeimer; jóvenes que viven situaciones laborales injustas; jóvenes y no tan jóvenes que han sufrido maltrato físico o psicológico; personas con adicciones que van desde el juego, alcohol o drogas; gente que no tiene dinero para llegar a fin de mes; madres que no han superado la muerte de su hija de 26 años; ancianos que se sienten solos y abandonados de su familia; etc., etc., etc.,… Todas y cada una de estas personas vienen a mí buscando “motivos de esperanza”. Que el obispo sea canario no me garantiza la respuesta que cada día he de dar a estas personas que vienen a mí.

Jose Luis -

(3) (…) dispuesto a dejarse interpelar por la realidad; que transmita entusiasmo y esperanza, calidad humana, ternura y amor; que nos ayude a ser coherentes con lo que predicamos; dispuesto a abrir nuestra pequeña porción de la Iglesia a las grandes cuestiones que ahora se nos plantean; etc…
Aunque el documento de reflexión de estos curas tiene como marco de fondo la canariedad del nuevo obispo, también señala algunos de estos intereses que acabo de apuntar como propios, y algunos temas más que me parecen interesantes (citando a teólogos de renombre como Leonardo Boff o González Faus): habla del papel de la comunidad en la elección de los Obispos (aunque no exclusivo, pero sí desde el diálogo con la jerarquía) para evitar elecciones impuestas desde arriba según (diría yo) la ideología apoyada desde Roma; propone la búsqueda de un método que evite que el Obispado sea un “premio” de ascenso; pide un Obispo que se preocupe en dar respuesta a la realidad de pobreza de Canarias; aboga por no vivir una religión acomodada e intimista que viva al margen de nuestra realidad; que se evite que la gente idolatrice las imágenes (sean de la Virgen, Cristo o Santos); señala que nos replanteemos la práctica de los sacramentos como las Primeras Comuniones, Confirmaciones, Matrimonios, Bautizos; pide una mayor participación de los laicos…

Jose Luis -

(4) Creo que bastantes de los cristianos que trabajan en parroquias y sacerdotes podrían estar de acuerdo con estas afirmaciones, por eso pienso que para hacer una crítica justa, habría que leer el documento entero (son 18 páginas) y no quedarnos con las tres ideas sensacionalistas que a veces lanza la prensa.
En todo caso y como he expresado, como sacerdote no es un tema que me preocupe. No es mi batalla. Hablo por mí. Cada uno que dé razón de su opción. Yo soy canario y me siento muy orgulloso de ello. Pero me he hecho sacerdote para el mundo entero, para donde haga falta, “aquí o en Pekín”. Y nadie me quitará la ilusión que tengo de trabajar un día en un país de los llamados del “Tercer Mundo”. Y ello no supondrá desde luego que vaya a imponerles nada (ni mi religión, ni mi visión social, cultural, etc.). Al contrario, más bien iré a aprender de ellos, y a aportar de mí lo que buenamente pueda y ellos quieran recibir. Si hablas con cualquier misionera/o te dará testimonio de esto. Por otro lado, parece que hemos olvidado algo importante: la pluralidad enriquece. El ser distintos, de diferentes sitios, con diferentes puntos de vista… Eso nos enriquece, nos hace reflexionar, relativizar, madurar…

Jose Luis -

(2)Como dice algún comentarista de trapera, a la gente de hoy (y creo yo que especialmente a los jóvenes de hoy, que son el futuro de la sociedad del mañana), les trae sin cuidado si tenemos un obispo canario o no. Es más, creo que les trae sin cuidado las cosas que dice la Iglesia en general (salvo para criticarla –como hacen algunos medios de comunicación-). Por lo tanto, no creo que haya que darle más importancia de la que tiene a este tema en concreto porque pienso que no vaya a tener mayor repercusión. Y si éste, u otro tema de la Iglesia despertara nuestro interés, ojalá que fuera para escuchar algo que aporte algo nuevo a nuestra vida, algo que nos ayude a ser mejores personas, algo que ayude a la convivencia, a conseguir un mundo mejor…
Por otro lado, como sacerdote, digo que ésta “no es mi batalla” porque me preocupan otras cosas diferentes al lugar de nacimiento del próximo obispo. Me preocupa mucho más su talante: que sea un hombre abierto; que escuche; accesible a todos; nada dictatorial ni inquisidor; que vea qué puede aportar humildemente desde su experiencia; que cuide como un padre de sus colaboradores los sacerdotes; preocupado porque el mensaje de Jesús sea una proposición (y nunca imposición) de vida que realmente nos ayude a crecer y madurar (como personas en general y como cristianos en particular);

Jose Luis -

(1) Mi querida Elena:
Como creo que soy uno de esos a los que le has mandado el aviso según colgaste el artículo, y como veo que ya vas haciendo alguna alusión…, pues el sábado me decidí a escribir un par de cosas “pensando en voz alta” (no quedó colgado y he tenido que escribirlo otra vez). Imagino que te interesa mi opinión por ser sacerdote de esta diócesis. En fin, como me comprometí a leerlo y responderte, aquí va lo que pienso. Perdona la tardanza…
Verás, no creas que he estado ignorante de tu artículo hasta ahora. He ido leyendo cada día los comentarios. He visto cómo han ido creciendo ¡¡enhorabuena!! (quizás consigas el record). Si hasta ahora no había dicho nada es porque es un tema al que no le he dado importancia. El conseguir que el próximo obispo sea canario, “no es mi batalla”.

Elena -

Efectivamente, si es muy largo no sale entero. Tienes dos posibilidades, o ponerlo fraccionado en cachitos como hacemos nosotros (por eso alguna vez ponemos Elena, Elena 2....) o mándalo como un aartículo a trapera y te locolgamos en la seccion de nuestros amigos hablan. Como quieras. Un abrazo

Jose_Luis -

Esta mañana he hecho un gran comentario a tu artículo. Lo envié y no ha salido. No sé si al ser tan largo quedó trabado.

perera -

Perfecto, entonces. No lo sabía. Saludos.

Hideyoshi -

ños Elena, tú como siempre tan discretita....23 comentaarios ¿vas a por un record? jejeje... Ahora en serio, cualquiera que te conozca sabe que lo primero que hiciste, por ú pasado y tu carácter es llamar a alguien de la diocesis. Lo de la hora que la ponga Elena...

Elena -

Yo no suelo hacer lo contrario de lo que critico. Una de las primeras personas invitadas a leer este artículo, según se colgó en trapera, fue precisamente un sacerdote de esta diócesis.

perera -

Al hilo de lo que (les) propone Bethencourt, a los firmantes del escrito susodicho, si alguien tiene conocimiento (que creo que sí) de alguno de estos sacerdotes, que le comunique la discusión que se está dando en esta página. Lo digo porque, así como así, no creo que estén enterados de lo debatido a propósito del artículo de Elena. Salud.

Philippe -

Francisco, perdona otra pregunta -soy yo el que ignora-: ¿la razón no pertenece a la cultura? ¿la rázón surgió independientemente de la cultura? ah, y por cultura precisamente somos todos hoy irreligiosos.
Hideyoshi: me parece bien lo del martes, pero hay que ver hora. Abrazos.

Hideyoshi -

me alegra mucho que hayas reconciderado tu opinión acerca de nosotros y los artículos que escribimos, Francisco. yo no creo que seas un poco ignorante....Philippe es un peso pesado,jejeje. El ateismo, la agnostía o la creencia son temas espinosos pues es dificil combatir nuestra educación, dos mil años de tradiciones y las eternas dudas no tangibles del ser humano ¿quienes somos?,... dudas q,como persona de letras q soy creo q las ciencias puras podrían responder pero no dotarlas de alma... en fin me encanta que participes pero cuidado con Philippe. Un abrazo para todos. Philippe, ele, Jose y yo hemos dicho para quedar el martes que viene...contigo, lleva a tu niña para conocerla.

perera -

Estoy totalmente de acuerdo con usted, francisco. Un abrazo.

francisco -

pido perdon por no haber sabido expresarme, lo que intente hacer es expresar una idea, a lo mejor en caliente, pero creo que me salio,algo que no pretendía, una crítica al artículo de una amiga, despues de reflexionar, esto va para perera, creo que nada que te haga pensar y confrotar ideas debe ser una perdida de tiempo.
En cuánto a lo que me dice Philippe, ya adverti que soy un poco ignorante, la cultura no me deja ser ateo pero la razón me dice que debo serlo

Philippe -

Breve pregunta para el amigo Francisco (tienes razón en lo de que la iglesia cada vez desempeña un papel menos importante en una sociedad progresivamente secularizada; te recomiendo un estudio reciente de José MAría Mardones sobre la cuestión). Dices que cada día tu ateísmo es más profundo: ¿cómo puede ser un ateísmo más profundo que otro, además "cada día"? Cada día creer menos en algo en lo que ya no se creía... Llevas tiempo haciendo teología y no te habías dado cuenta. ¡Bienvenido!

Hideyoshi -

La pregunta de lo de la pila era porque Elena, intentando ubicarte y saber quien eras, se quedó con ese dato acerca de tu pasado, y mi naturaleza curiosa hizo que te preguntara. Yo tambien le he dado al garrote, si bien soy un poco más trotamundos estuve primero aprendiendo con un muy buen amigo, Suso Alvarez de la Revoliá, luego estuve con J. Dominguez y por último con la gente de la Barranquera de Telde, Eliezer Medina, Pedro, Nino,...sigo teniendo mis garrotes, mi palo chicharrero y mi macana cerca...pero hace tiempillo que no practico.

hideyoshi -

totalmente de acuerdo con lo de lanzar la piedra y... Por cierto, estoy contentísimo con el nuevo impulso que esta tomando la página desde que decidimos poner artículo diario...mas visitas(con lo que nuestras ideas llegan a más), más debates y gente nueva que se anima...ME GUSTA!!!!!!!

Hideyoshi -

Bethencourt -

(continuación)

Tercero.- Sea cual sea el motivo de este anonimato, lo cierto es que -queriéndolo o no- no se puede debatir con textos anónimos. Así que
Cuarto.- Invito a los redactores y firmantes del escrito a que, libremente, expresen su punto de vista en esta bitácora, si es que en realidad los mueve un fin noble y no el único objetivo de embarullar la situación para que se cumpla aquello de que "en río revuelto, ganancia de pescadores".
Y ahora que hablen ellos, si quieren...

Anónimo -

Tras volver a leer el texto y con la ayuda de los comentarios, empiezo a comprender -creo- algunas cosas importantes:
Primero.- La iglesia canaria (como institución y como comunidad) ha estado ausente en los últimos años de importantes debates que se han producido en nuestro país;
Segundo.- este texto ha sido emviado a los medios de comunicación de manera anónima, lo cual puede significar
a) que sus autores han eludido deliberadamente el debate o, hablando en cristiano, han tirado la piedra y escondido la mano, o bien
b)el miedo a hablar en público en la iglesia en Canarias es tan alto que los redactores y firmantes de la petición no quieren que se conozcan sus nombres por temor a represalias, o bien,
c) los redactores de este manifiesto han actuado malintencionadamente generando confusión en torno a un tema que para algunas personas continúa siendo importante.

hideyoshi -

tras el nivel de los comentarios hechos poco puedo aportar yo..... sólo decir que lo más que me importa que el que llegue a Canarias trabaje por las Islas, prefiero uno de fuera que quiera y ame mis Islas que no uno nacido aquí que vaya en el plan de que se quedan pequeñas. En cuanto al comentario de Francisco, no estoy de acuerdo...Desde estas páginas criticamos o analizamos todos los aspectos que podemos de nuestra propia identidad....y eso no tiene por qué pararse por ateismos,agnostismos,etc...puedo o no puedo creer en sus ideas pero eso no tiene por qué hacerme no valorarlas y juzgar su coherencia. Un abrazo

perera -

... En este sentido, estoy contigo al decir que el lugar de nacimiento (como ya aquí se ha repetido), solamente, no marca la línea que haya de seguir una persona. Pero es que esta no es la idea principal (quizás en el escrito de estos curas no esté bien matizado pero, en todo caso, los periodistas han inflado la idea del nacimiento): que sea canario y que ejerza desde una perspectiva justa en relación con la circunstancia política del archipiélago. Porque, ¿de qué vale un obispo canario "nacido" si es un cabrón? Por otro lado, creo que hay una estrecha relación entre religión cristiana e identidad canaria; sea para celebrar o sea para cabrearse; pero ahí está. Y religión cristiana, en nuestro caso y en otros (por ejemplo, el latinoamericano), para bien y para mal, se relaciona con la Iglesia como institución (la conquista...). Que, como comenta Tacorontex, el texto de los sacerdotes canarios no es novedoso, que no aporta nada nuevo... Así es. Aunque no por ello deja de tener interés, y mucho menos peso. A veces es necesario tirar una piedra, aunque no duela mucho, pero hacerse notar y hacer un guiño molesto para que sepan que no todo lo que se hace (hacen) es apoyado. Por último, radicalmente a favor de la rotunda afirmación que dices, Elena, con respecto a la presencia pública de tales curas en otros temas. Eso creo que, en cierto sentido, delata a muchos sacerdotes y a la Iglesia como institución , por supuesto. Y quizás ponga en tela de juicio, hasta cierto punto, el texto al que hemos estado señalando. Saludos

perera -

Tal vez el tema debatido no es el centro de nada, pero es mínimamente importante, en nuestra circunstancia canaria. Y prueba de ello es que, a la misma Elena, no le ha pasado desapercibido. Dices que el tema que tratas "afecta exclusivamente al archipiélago", idea que no creo cierta, tal como te matiza Tacorontex en su comentario: al decir que el debate sobre la institución debe ser aquí y fuera. Igualmente, me parece desacertado que lances enunciados (como el título, los "curitas guanches", "misa sabandeña", etc.) que ponen este debate en el culo de la importancia del tema. Y yo no pienso que la cuestión sea tan fácilmente despachable: la Iglesia, como institución que es (estemos con ella o no, sea ella mala o buena), debe también "tirar" desde nuestra identidad concreta, y con nuestra identidad. Al igual que nuestro gobierno autónomo, o el Cabildo. ¿O es que vamos a dejar que hagan lo que quieran? Otro debate sería si tiene la misma "estirpe" de institución la Iglesia y el Cabildo, por poner un caso. Dices la Iglesia UNA... Te recuerdo que, por ejemplo, Jon Sobrino, el teólogo latinoamericano, dice que no ve la realidad de igual manera Ratzinger que un obispo latinoamericano, o africano, o canario...

perera -

¿Qué haces tú, igualmente, Francisco, perdiendo el tiempo?

francisco -

bueno,hasta hoy, leía todos los días esta web, pero esta reflexión creo, con perdón que se aparta del espíritu de la misma, yo "un pobre ignorante" había encontrado en estas páginas un poco de cultura o más bien bastante, lo que me pregunto es como las personas que escriben aqui pueden dedicar ni un solo segundo a tratar este tema, ya que esto es tanto como creer que la iglesia tiene "hoy en día" en realidad un peso específico en la cultura, sociedad canaria. No me pedo explicar como personas de carácter progresista, muchos de ellos con estudios universitarios y de estos algunos con relación con temas que están totalmente efrentados con la ideología de la "Santa Madre Iglesia" pueden perder el tiempo en esta cosas. Es más desde mi "ateismo" cada vez más profundo me da igual que el obispo sea canario, que los curas actuén o no como ONGs, que digán que se quieren casar, lo único que me importa es que no se crean que pueden influir en la forma de legislar en temas como el aborto, matrimonios entre homosexuales, adopción etc.

Elena -

Sé seguro que Baez está detrás, lo he preguntado a sacerdotes canarios, un hombre coherente con sus ideas (que nos vende como izquierdosas) y que luego la alterna con otras como por ejemplo un grupo para-militar de jóvenes (los aguilillas). Otros tres y él fueron los escritores de ese anónimo. A partir de ahí, se han sumado al carro otra tanda de curas (que siempre desde mi particular punto de vista), viven más de lo folklórico, de lo que puedo parecer, de ir de "progres" pero, con una actitud que deja mucho que desear.
Bethencourt, critico todas y cada una de las preguntas que realizaste, es más, siendo un poco pretenciosa e insolente, me atrevería a decir que puedo contestarte todas las que se te ocurran. No me resulta nada agradable que utilicen determinados aspectos escudándose en la filosofía cristiana y luego para aspectos mucho más tangibles, necesarios y cotidianos, escondan uno de los pilares básicos de esa religión (o supuestamente es así): la libertad, la lucha por y paraa ella y siempre con sentido crítico. En los momentos de verdad, esconden la cabeza debajo del ala. Considero totalmente inoportuno "movilizar" al personal para conseguir un obispo canario, por simple pataleta.

Philippe -

Agustín, en lo que respecta a la pregunta por la posible crítica a las ideas ajenas quizá pueda contestar. No se trata en mi comentario de criticar el hecho de que sean ideas ajenas, sino que pertenezcan al ámbito de problemas sobre la identidad que ya no es exactamente el mismo. Pongo en tela de juicio renunciar a pensar de nuevo de otro modo, sin olvidar por supuesto a MAnuel Alemán (pero siendo fiel a su herencia, es decir, tratando de formular nuevas preguntas y dar nuevas respuestas). Defender la idea de un Obispo canario no se hace por una cuestión de gusto. Ellos intentan dar razones. Desde el punto de vista cristiano y católico no las hay; y desde el punto de vista de la identidad canaria ¡es justo la reflexión que está por hacer! Desde el ámbito de la iglesia, dar prioridad a una cuestión es secundarizar muchas otras y quizá eso es lo que critica Elena. Y en lo que respecta a la cultura canaria, ¿no tenemos un nuevo discurso que inventar sobre la identidad en general y sobre la canaria en concreto?¿No es ese el esfuerzo por acometer? No solo como tarea filosófica, sino por su efectividad política. El documento de sacerdotes anónimos me recuerda demasiado al discurso identitario del padre Báez (me pregunto cuántos más que él estarán detrás del anonimato). ¿Consideramos de cierto interés la propuesta de dicho sacerdote sobre la identidad canaria? He mezclado argumentos y creo que el debate se puede continuar por muchas vías. Este comentario creo que expresa más bien una sospecha intuitiva, confusamente articulada. Saludos.

Jose M_B -

Hombre, buscando el aspecto positivo y novedoso de esta petición que realizan curas anónimos, encuentro que pedir, opinar, sugerir o lo que ustedes estimen oportuno, de manera pública, es un ejercicio muy saludable e imprescindible diría yo, dentro de una organización que se supone asamblearia como es la Iglesia.
Si algunos obispos no se ruborizan en lanzar publicamente encíclicas tan interesantes para el devenir de la sociedad como por ejemplo la protección del menor frente a los excesos anatómicos del top-less en las piscinas de Santiago de Compostela, o el peligro de las crecientes reivindicaciones de los viciosos homosexuales, no veo por qué no se generaliza esta práctica entre el escalafón más bajo. Pero hombre, sin anonimatos, y sobre todo pidiendo cosas interesantes. Estoy totalmente de acuerdo con Tacorontex, la identidad de la Iglesia canaria no se tiene que fraguar a golpe de partida de nacimiento, sino a base de obras, de ilusiones, de proyectos,... y perdónenme, pero a mi me cuesta creer que para eso sea imprescindible haber nacido en Tenoya o cantar folias afinadas.
Ojo con estas cosillas porque se pueden confundir identidades con folclore o con extremismos.

Bethencourt -

Leyendo este artículo me vienen gran número de preguntas a la cabeza, y por más que lo releo no consigo una contestación clara: ¿qué es lo que se critica en él?: ¿que un grupo de sacerdotes quieran que el próximo obispo sea canario?; ¿que se reivindique esto y no se hayan reivindicado otras cosas antes?; ¿que en el escrito enviado a los medios de comunicación se copien ideas ajenas?; ¿que se obvien -en el citado artículo- los principales problemas de la iglesia para insistir en algo secundario?; ¿...?
No se acaban aquí las preguntas, ni mucho menos, y me gustaría -de verdad- que alguien -la autora u otra persona- me ayudara a encontrar las respuestas.
Gracias.

Tacorontex -

Estoy muy de acuerdo con lo expuesto por Elena, y creo que es uno de sus (tus) artículos que más me han gustado. Muy bueno lo que apuntas sobre la ubicación de la cuestión identitaria y política en otro nivel más alto de discusión. El debate debería ser sobre la institución eclesiástica como tal en Canarias y fuera. El motivo del Obispo sólo tendría importancia en una cadena de reivindicaciones mucho más amplia que, desde luego, tiene muy poco que ver con el documento difundido por el grupo de curas anónimos. Lo he leído con atención y he quedado defraudado, Junto a los fragmentos de "Psicología del hombre canario" de Manuel Alemán no hay ninguna reflexión novedosa que se haga cargo de otro modo de la cuestión de la identidad canaria. Citar a Alemán sin releer ni reinterpretar (a pesar de las citas de teólogos famosos) me parece un poco renunciar a pensar. También he recordado al padre Cueto (de Cantabria) y su compromiso con los prófugos canarios de la Guerra de Cuba en 1898. Cómo lo quisieron en Las Palmas y lo que el supuesto anticlerical Alonso Quesada escribió sobre él... Elena ha sabido ver que el tema tiene muchos matices y sobre todo que el "tema", tanto de la iglesia católica como de Canarias es en verdad "otro".
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres